José Manuel López Blay.

Complejo escenario político en Altura ante las elecciones del próximo día 24.

El PP ha optado por copiar la estrategia de los Socialistas en 2007. El alcalde ha sido amortizado con nocturnidad y alevosía en la escalinata del Senado, por algunos miembros de su guardia pretoriana, a pesar de haber manifestado su firme propósito de volver a encabezar la candidatura.

Y eso se nota en las comparecencias públicas de los miembros de la nueva lista que, paradójicamente, dicen ignorar la situación real de las arcas municipales.

Los Socialistas creo que siguen sin ser capaces de cerrar la herida de mala encarnadura abierta hace ochos años.

Izquierda Unida se presenta con el lastre de haberse quedado sin voz por obra y gracia de nuestro sistema electoral, no obstante haber obtenido varios cientos de votos.

Y, finalmente, Compromís(o) que intenta sumar votos que permitan aupar a Mónica Oltra al Palau de la Generalitat Valenciana, aunque, objetivamente, en el ámbito local sabe que tiene pocas posibilidades.

De momento, pintan bastos

¿Qué le deparará el futuro?. Foto: José Plasencia.

¿ Cuál es mi pronóstico? Depende. ¿ De qué depende? Pues de lo que hagan los fieles de Rafael Rubio que puedan sentirse agraviados por su defenestración [ Si quieren expresar su malestar en las urnas o si ,por el contrario, como suele ser habitual en la bancada popular, se cierran filas, se olvidan ofensas y se vota religiosamente lo que toca votar] y depende de lo que hagan los simpatizantes de los concejales socialistas que presentaron su dimisión antes de consumir el actual mandato [ Si quieren seguir expresando las diferencias entre las distintas familias del socialismo alturano o si aplican el pragmatismo].

Mientras tanto, lo que veo y oigo por redes sociales y otros medios de comunicación me hace tener malos barruntos. A ver si a partir del día 8 esto coge otro color.

De momento, pintan bastos.