Encuentro intenso, enocionante y muy igualado  que disputaron Futsal Barceloneta y Viveros Mas de Valero en la jornada inaugural de la temporada 2020-21, que se celebró, a puerta cerrada, en el Pabellón Marítim de la ciudad condal y que cayó a favor de los locales gracias a un solitario gol anotado en la recta final del partido.

Los segorbinos llegaban al partido convencidos de que iban a tener opciones ante uno de los equipos más potentes de la liga y es que la gran pretemporada realizada ha repleto de confianza el depósito del Viveros. Y así fue. Los primeros compases del partido fueron muy igualados pero muy intensos, cada jugada era disputada como si se tratara de la última y en ese entorno los amarillos se sintieron muy cómodos. Los porteros apenas tenían que intervenir y aunque la posesión era local, el Viveros no sufría en exceso. Tití y Óscar probaron fortuna pero no encontraron el gol, y el los tres últimos minutos del primer acto fue David el que sostuvo el 0-0 con intervenciones de mérito.

En la segunda parte el Viveros Mas de Valero creció ofensivamente y dispuso de oportunidades muy claras para adelantarse. La primera fue de Domi, luego las tuvieron Moral, Tití y Dani, incluso el palo evitó el tanto segorbino. Pasaban los minutos y el ritmo no decrecía, el 0-0 inicial continuaba en el electrónico gracias también a la parada de David en un mano y a varias defensas numantinas de los del Palancia.

Cuando quedaba poco más de dos minutos, y tras un córner a favor del Viveros, Barceloneta montó la contra, y con un clase asombrosa pudieron, ahora sí, batir a David. Intentó la igualada el Viveros Mas de Valero con el juego de cinco, a punto estuvo de llegar, pero no hubo premio y los tres puntos se quedaron en Barcelona.

La próxima semana, primer partido en Segorbe para los amarillos, será el sábado, a las 17:00 horas, con limitaciones de público y ante otro coco del grupo, el Manresa FS.

CDFS

RODOLFO Y VENTURA