JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

Diez años elaborando, evolucionando y produciendo vino es lo que la Bodega familiar Alcovi de Almedíjar lleva trabajando para aportar un valor añadido a sus productos. Una andadura que cumple ahora su décimo aniversario y que, desde la Bodega, quieren celebrar por todo lo alto, el próximo sábado 16 de noviembre, con el fin de mostrar su agradecimiento y apoyo a todas las personas que, en algún momento, han ayudado y formado parte este ilusionante proyecto.

Enclavada en pleno parque natural de la Sierra de Espadán, en la población de Almedíjar, los cinco socios integrantes de Alcovi _ cuatro mujeres y un hombre_ trabajan desde 2005 para sacar adelante, día a día, su bodega. “Hace 10 años comenzamos esta iniciativa, que no ha estado exenta de momentos difíciles que hemos superado. Hoy tenemos una pequeña bodega, en un entorno privilegiado, pertenecemos a la Indicación de vinos de la Tierra de Castellón, y alguno de nuestros vinos han sido reconocidos en la provincia y en la Comunidad Valenciana”, resaltan.

Es Manolo Fuster, el único hombre socio en la bodega, el encargado de mimar las cepas y cuidarlas durante todo el proceso de producción, desde la poda, hasta la recolección y la elaboración del caldo.  “Somos una bodega que es todo: es decir somos viticultores (con 8 hectáreas de viñedo con variedades cabernet sauvignon, Syrah y Monastrell ), elaboradores, envejecedores (barricas de roble francés y americano) y embotelladores”.

Una Bodega que a lo largo de estos 10 años ha ido mejorando y evolucionando con los tiempos, adaptándose al mercado, apostando por enoturismo en sus diferentes acepciones: visitas a la bodega, las viñas, las catas y los maridajes,  pero siempre sin perder su esencia y el sabor tan autóctono de su vino, con tintes del aroma y el sabor del rodeno, emblema de la Sierra de Espadán.

InfoPalancia