Gabinete provincial.-

La Diputación de Castellón subvencionará con 100.000 euros las actuaciones de Cruz Roja en la provincia en 2021, que irán orientadas a la atención de personas vulnerables en municipios en riesgo de despoblación. Así se ha puesto de manifiesto en el transcurso de la reunión que han mantenido hoy la vicepresidenta delegada del área de Bienestar Social, Patricia Puerta, y la presidenta provincial de Cruz Roja, Omayra Serrano, en la que se ha constatado la necesidad de redefinir los nuevos objetivos en los que debe basarse la colaboración entre ambas entidades.

Puerta ha señalado que “con la abrupta aparición en la pandemia hemos entrado en un nuevo tiempo que requiere de nuevas estrategias, pero en el que debemos tener muy presente el gran objetivo de la ‘Nueva Diputación’ de afrontar el reto demográfico y poner freno a la despoblación incrementando el número y la calidad de los servicios que se presta en el territorio a colectivos vulnerables como el de las personas mayores, contemplando entre otros aspectos la brecha digital, el acompañamiento social o la promoción de políticas de igualdad”.

El Plan Responde

Patricia Puerta y Omayra Serrano también han hecho balance en su encuentro de hoy del funcionamiento del Plan Responde que implementó Cruz Roja desde el comienzo de la pandemia y financió la Diputación en los municipios de la provincia de menos de 6.000 habitantes, con el que se atendió a un total de 44.122 personas y se entregaron 2.173 kits de higiene y alimentos.

La vicepresidenta ha calificado las cifras de “muy satisfactorias” porque “nos permitieron dar una respuesta rápida y eficaz a las personas vulnerables de los municipios de interior, en unos momentos críticos de máxima necesidad”.

RODOLFO Y VENTURA