Diputación hace excavaciones arqueológicas en Caudiel

El servicio de investigaciones arqueológicas y prehistóricas de la Diputación de Castellón ha arrancado este 2018 con un completo programa de trabajo que lo conforman 23 actuaciones en yacimientos de toda la provincia dirigidas a recuperarlos, ponerlos en valor y generar nuevas oportunidades en los municipios a partir del “excelente patrimonio arqueológico que atesora Castellón”.

Las intervenciones arqueológicas también están en relación con el programa de mejora y restauración que está llevando a cabo la Diputación en edificios de carácter histórico, es el caso del convento del Niño Perdido en Caudiel y los castillos de Polpis, Xivert y Peñiscola.

En ellos se llevará a cabo el seguimiento de obra y se aprovechará para comprobar la potencialidad arqueológica del lugar.

Las excavaciones se realizan con los técnicos de la Diputación, con peones contratados por la institución provincial y los ayuntamientos, y la participación de estudiantes en prácticas de diferentes universidades.

Unos trabajos a los que el Gobierno Provincial dedica una inversión estimada en 200.000 euros y que ha explicado el vicepresidente primero de la Diputación y diputado de Cultura, Vicent Sales, al asegurar que estos trabajos “están permitiendo ya convertir este patrimonio de la humanidad en un reclamo turístico de primer nivel, sobre todo, para el interior de la provincia”. Una línea de trabajo que la Diputación ha consolidado gracias a su programa ‘Castellón Arqueológico’.

RODOLFO Y VENTURA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sales ha conocido de la mano del arqueólogo responsable, Arturo Oliver, las actuaciones que se van a desarrollar como parte de este completo plan de trabajo. “El trabajo que estamos realizando en estos yacimientos ya desde hace años está permitiendo que hoy ya estemos hablando de recursos turísticos para los municipios. Son lugares ya visitables, en los que se aprecia un nivel avanzado de excavaciones, en muchas ocasiones incluso con señalización e información explicativa del yacimiento, y en los que en muchos de ellos se ha trabajado para consolidar sus estructuras y asegurar por tanto su conservación”.

En ese sentido, el jefe del Servicio de Arqueología, Arturo Oliver, ha hecho hincapié en la “especial dedicación del servicio en abrir todos los trabajos a la sociedad, para poder aprovechar estos resultados desde todos los puntos de vista, como por ejemplo el social, el educativo o el turístico”

Hay que tener en cuenta que los trabajos son de diferente índole ya que se contemplan seguimientos de obras en inmuebles catalogados como Bien de Interés Cultural, consolidación de estructuras arquitectónicas de los yacimientos, prospección de zonas para la documentación (levantamientos topográficos, fotogrametrías, planimetrías, etc.) y catalogación de yacimientos, e indudablemente campañas de excavación.

Tareas de campo a las que seguirá posteriormente el trabajo de laboratorio como es el caso de la realización de analíticas de carácter paleobotánico, antropológicos, zoológicos y de datación.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia

Diputación hace excavaciones arqueológicas en Caudiel