Gabinete provincial.-

La Junta de Gobierno de la Diputación de Castellón ha aprobado el protocolo de adhesión al Plan Resistir de la Generalitat Valenciana, que contempla 18,6 millones de euros en Ayudas Paréntesis directas para pequeñas microempresas y autónomos de la provincia de Castellón pertenecientes a los sectores más perjudicados por la crisis de la Covid. Es una información ofrecida por el presidente, José Martí, quien ha explicado que la aprobación definitiva se producirá en el pleno ordinario del próximo 16 de febrero. Al respecto ha señalado que “aunque existe una tramitación administrativa que no es posible soslayar, hemos querido agilizarla al máximo para que el dinero pueda llegar cuanto antes a sus destinatarios”. Un logro que “ha sido posible gracias a la colaboración y buen hacer del personal técnico de la casa”.

El presidente ha destacado que el Plan Resistir y sus Ayudas Paréntesis “son un magnífico ejemplo de cogobernanza”, que implica una aportación por parte de la Diputación de 4,1 millones de euros, ya que según establecen las bases de este programa, la Generalitat Valenciana aporta el 62,5% del total, la Diputación de Castellón el 22,5% y los ayuntamientos el 15% restante. Son fondos que se transferirán con la mayor celeridad posible a los ayuntamientos, por ser las entidades encargadas de tramitar el proceso”. Cada autónomo o microempresa percibirá 2.000 euros, una cantidad que se incrementará a razón de 200 euros adicionales por cada trabajador a cargo, hasta completar un máximo de 10.000 euros.

Martí ha recordado que el Plan Resistir que impulsa la Generalitat Valenciana “supone un esfuerzo económico sin precedentes” que asciende a 380 millones de euros, de los que 160 millones se articulan con transferencias directas a los beneficiarios a través de las Ayudas Paréntesis.

Al respecto ha señalado que “como no podía ser de otra manera, “nosotros respaldamos este programa porque para la ‘Nueva Diputación’ progresista de Castellón la principal prioridad es la recuperación económica y la reconstrucción de la provincia de Castellón”.

RODOLFO Y VENTURA

Desde Compromís, socio del PSPV-PSOE en el equipo de gobierno, su portavoz Ignasi Garcia ha remarcado la importancia de estas ayudas, que «salvarán la emergencia económica de sectores tan importantes en nuestro territorio como el turístico y el hostelero, que arrastran meses de dificultades y encaran una temporada complicada por las altas cifras de contagios». El dirigente valencianista cree que «habrá que mirar más allá y hacer que las administraciones de proximidad sean el motor de la transformación económica a medio y largo plazo”.

En su opinión, “ha llegado el momento de diversificar y reactivar la economía» para «no depender exclusivamente del sector servicios». En este sentido, insta a la Generalitat y el Gobierno de España a «trabajar por la transición ecológica de la mano de las instituciones intermunicipales como la Diputación» mediante la «planificación consensuada de inversiones de obra verde, promoción de la economía circular y fomento del sector agroalimentario”, porque según explica, “la evidencia científica nos dice que pandemias como la que estamos viviendo son causadas por la presión ambiental que estamos ejerciendo sobre nuestro planeta y es posible que estas situaciones sean cíclicas”. “Por ello, concluye, “necesitamos una reconversión profunda de nuestro ecosistema productivo, que debe pasar por el filtro de la sostenibilidad».