© Diputación reclama inversiones que el PSPV tacha de «moción vacuna» .-

La Diputación de Castellón ha aprobado una moción por la que insta a la Unión Europea, al Gobierno y a la Generalitat a que aumenten sus inversiones encaminadas a combatir el envejecimiento y la despoblación en las zonas rurales de la provincia.

La moción ha sido aprobada con los votos del PP, Compromís y Ciudadanos –tras rechazar el PSOE el consenso-pretende instar a todas las administraciones publicas a discriminar positivamente las inversiones hacia los territorios rurales, “que son quienes más necesitan de nuestra ayuda y recursos. Necesitan inversiones que generen actividad, oportunidades y sean rentables para el futuro de nuestros pueblos”.

El objetivo es que apliquen una discriminación positiva, dotando de más recursos y mayor capacidad administrativa a los gobiernos provinciales, que son los que están actuando de forma más eficiente contra este grave problema.

Desde la Diputación se ha impulsado esta  legislatura un programa específico, Repoblem, que incluye numerosas medidas para mejorar los servicios y las oportunidades de trabajo en las zonas rurales más desfavorecidas. “Lo que le solicitamos a la UE, el Gobierno y la Generalitat es que muestren una especial sensibilidad ante esta problemática y doten a los gobiernos provinciales de más recursos y mejor capacidad administrativa para poder actuar de forma eficiente contra la despoblación rural”, ha explicado Vicent Sales, portavoz del Gobierno Provincial y que ha defendido la moción.

Hay que tener en cuenta que Castellón es una provincia singular y sufre especialmente este problema, ya que el 80% de la población reside en el 20% del territorio, en la zona de costa, y solo el 20% de la población vive en el resto del territorio, representado por los pueblos de interior. Además, el 86% de los pueblo tiene menos de 5.000 habitantes y 19 de ellos menos de 100.  En uno de cada cuatro pueblos no nace un niño desde hace más de un año. Y 49 municipios tienen una densidad menor a 10 habitantes por kilómetro cuadrado, cifra muy inferior a la media española y valenciana.

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
Sales ha argumentado que “necesitamos garantizarles dos necesidades básicas: empleo y servicios. El Gobierno Provincial debe seguir con el programa Repoblem, siendo una apuesta a largo plazo que ya está dando sus frutos, permitiendo que decenas de familias se queden a vivir en nuestros pueblos, acercando servicios, igualando oportunidades y fomentando iniciativas emprendedoras que apuestan por el mundo rural”. “No podemos asistir de brazos cruzados mientras envejece la población y se quedan los pueblos vacíos, porque es un drama”, ha recalcado.

Por su parte el Grupo Socialista en la Diputación ha calificado de ‘moción vacuna’ el texto presentado por el Partido Popular. El portavoz del PSPV-PSOE, José Benlloch, ha explicado durante su intervención que “lo único que pretenden Javier Moliner y Vicente Sales con esta moción es distorsionar la realidad y desinformar a la sociedad”, dado que los socialistas mentinen que los populares “falsean los datos para utilizar este tipo de reivindicaciones  para atacar el Consell, para esconder la deuda de 44.000 millones que han dejado después haber gobernado durante 20 años la Comunitat”.

Entre las medidas impulsadas o potenciadas por el Gobierno Provincial esta legislatura están los incentivos a la natalidad, mediante ayudas por nacimiento o adopción para las familias que residan en municipios menores de 1.000 habitantes. También se está mejorando la calidad de vida en los pueblos de interior, mediante infraestructuras y servicios como la red de unidades respira, la teleayuda, la Escola Matinera, el Bibliobús, la red de 50 ecoparques, el programa Salut al Poble, las becas a informadores turísticos y a jóvenes estudiantes o el servicio de banda ancha WIFI-135 para todos los pueblos. “Todas ellas buscan incentivar la innovación, la creación de empresas y el emprendimiento como forma de dinamización económica”, ha argumentado Sales.

Diputación reclama inversiones que el PSPV tacha de «moción vacuna»

Chelo Torrejón