Chelo Torrejón – Foto: José Plasencia

La Diputación de Castellón refuerza la prevención de incendios durante estas fechas en zonas especialmente sensibles del interior dela provincia a través de las 16 brigadas de trabajos forestales creadas junto a la Generalitat. Así, la actuación de estos efectivos se está centrando especialmente en mejorar zonas de riesgo por su cercanía entre lo urbano y lo agrícola y forestal con tal de ampliar la franja de defensa con el área forestal y mejorar su situación antes de verano. Y es que estos 80 efectivos ya han actuado en más de 140 kilómetros de la provincia con alto riesgo de incendios.

Entre los municipios en los que ya se ha actuado se encuentran: Barracas, Bejís, Montán, Matet, Segorbe, Torás, Montán, Soneja y Almedíjar, en las comarcas del Palancia y Mijares.

El diputado de Bomberos, Luis Rubio, ha asegurado que «trabajamos durante todo el año para procurar llegar en las mejores condiciones a la época estival que es la de máximo riesgo de incendios en nuestra provincia. Tenemos una superficie forestal muy amplia, con zonas habitadas cercanas, con explotaciones agrícolas y ganaderas que tenemos que proteger, y cuanto más trabajemos en la prevención mejor preparados llegaremos y más medios habremos puesto para procurar el mejor verano para nuestros bosques».

A ese respecto, el diputado ha explicado que «los trabajos que se están realizando permitirán crear una franja de defensa más amplia, dotar de mayor seguridad y de mejores accesos a los efectivos que puedan intervenir en una situación de incendio. Se facilita el trabajo de los bomberos para que puedan defender con mayor seguridad y eficacia a una vivienda determinada, urbanización o población en general ante el avance de un incendio forestal».

RODOLFO Y VENTURA
ESCUELA DE DANZA
JOYERIA ROYO

  • Apagar los fuegos durante todo el año

Este proyecto incide en la idea que defiende el Gobierno Provincial de la necesidad de mantener cuidada y accesible la masa forestal de la provincia con tal de favorecer un mejor mantenimiento y evitar incendios de gran calado.

Cabe recordar que este proyecto pionero cuenta con una inversión conjunta de 1.945.226 euros y contribuye a completar al anillo de seguridad de la provincia. Una iniciativa muy necesaria, pues debido al abandono de los cultivos la masa forestal de la provincia ha experimentado un notable incremento hasta suponer, con 423.000 hectáreas, el 64% del total de la superficie provincial (663.000 hectáreas) que es propensa a los incendios.