Los segorbinos se han lanzado está mañana a las calles para asistir a la procesión del Santo Encuentro, conocida popularmente con el nombre de Mañanica de Pascua o Procesión de las Aleluyas en Segorbe, presidida por el obispo de la diócesis Segorbe-Castellón, Casimiro López Llorente.

Las Aleluyas en Segorbe alegran la Mañanica de Pacua

Aleluyas en Segorbe

El Obispo saluda a los fieles. Foto: J.Plasencia.

Aleluyas en Segorbe

Procesión del Encuentro. Foto:J.P.

La Procesión de las Aleluyas es un sencillo y multicolor acto con el que los segorbinos festejan la Resurrección de Jesús, mediante el lanzamiento al aire de centenares de pequeñas octavillas de colores en las que figuran impresas distintas alegorías religiosas de la Resurrección.

Las Aleluyas son lanzadas por la cofradía del Santísimo Cristo de San Marcelo desde la terraza de la Iglesia de la Sangre. Además, la cofradía también financia la pequeña mascletá disparada pocos minutos antes de producirse el Encuentro.

La tradición dice que las Aleluyas tienen que ser guardadas en el monedero hasta el año siguiente para atraer la suerte del dinero, lo que a pesar de ser una superstición sin fundamento es hecho por numerosos vencinos de la población.

El lanzamiento de Aleluyas es precedido por el Encuentro de las imágenes de la Virgen María y Jesús Resucitado en la plaza de la Cueva Santa, momento este en el que tiene lugar la suelta de palomas al aire y donde las cofradías de La Verónica y la Santísima Trinidad reparten caramelos entre el público.

Tras la procesión, oriundos y foráneos han aprovechado el soleado día para acudir a los diversos parajes naturales de la localidad a comer la tradicional Mona de Pascua, cocinar alguna paella en los espacios habilitados para ello, hacer carnes y embutidos a la brasa y que lso pequeños puedan jugar a los tradicioneales juegos de Pascua, lo que este año se ha agradecido doblemente debido a mala climatología y bajas temperaturas tenidas durante los pasados días.

Chelo Torrejón.