© Efemérides de Viver, Sacañet y Canales .-

Matar al mensajero, así es como me siento. Esta frase metafórica que se refiere al acto de culpar a una persona que trae malas noticias, fue la decisión política de quienes tras leer el despiste de no celebrar su carta puebla decidieron “desquitarse” del cronista y así limpiar su conciencia de la responsabilidad.

Lo dije entonces, lo inicié con un “mea culpa” compartida por autoridades y por historiadores, que todavía se podía conmemorar esos 650 años del año de Viver. Así que, con cierto retraso, lo harán en el 2018.

Para que no haya más olvidos, y aunque ya han transcurrido un primer cuarto del año en curso, me permitiré recordar en una serie de artículos publicados consecutivamente, las Efemérides Palantinas del año.

Comencemos con…

ESCUELA DE DANZA
VIVER, es una VILLA

Cuando en 1367 se iniciaba su nacimiento como pueblo con la concesión de su carta puebla, comenzaba a organizarse la vida social y se iniciaban acciones que permitiesen realizar las funciones religiosas; así se consagraba la mezquita en iglesia y colocaban una campana, que fue costeada por el jericano Guillem Pineda, a quienes los jurados de dicho lugar se comprometieron a pagársela cuando se pudiera.

Y otra vez se volverá a conmemorar 650 años, el 15 de junio de 1368, esta vez la creación de la vicaría de Viver, que fue separada de la iglesia de Jérica. La concedió el obispo Juan de Barcelona “…se ha hedificado una yglesia parrochial, … que tengan çimenterio y fuente de baptismo y todos los otros derechos de yglesia parrochial…” siendo su primer pastor mosen Ximeno Rillo, natural de la villa de Jérica.

Y de nuevo el año 1368 se nos presenta con otro aniversario. Es el establecimiento de la escritura y concordia de reparto de las aguas de la acequia de Magallán y de la fuente de Tober entre los jurados de Jérica y los de Viver, siguiendo el modo que los musulmanes tenían en tiempo antiguo en Viver y que estudio Gómez Casan en 1986.

No obstante, hay un hecho más relevante en este año 2018. A lo largo del siglo XV y la primera mitad del siglo XVI Viver alegaba que no contribuiría en los gastos de reparación de los caminos y de las murallas de Jérica pues era villa independiente de esta y no estaba ubicada en los términos de Jérica, pero las sentencias demostraban lo contrario: las de Gobernador de la Ciudad y Reino de Valencia en 1518; la de la Real Audiencia de Valencia en 1551; la del 4 de septiembre de 1554; o la del Supremo Consejo de Aragón de 1564.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO
ESCUELA DE DANZA
“…por tanto, por que las dichas partes estén entre si con todo amor, pacificación y concordia, y por evitar y resecar todo genero de pleitos entre ellas, …”, el 3 de febrero de 1568, ahora se cumplen 450 años se firmaba una concordia entre el Monasterio de San Miguel de los Reyes -señor de Viver- y la villa de Jérica, ante el notario Bartolomé Martí, en que se pactaba “….que la dicha villa de Viver, sea villa, y tenga término o limite determinado, y en él toda jurisdicción…”.

Mas cercano ya en tiempo, y desde mi punto de vista muy importante por el inicio de la educación en la villa, hace 175 años, un 14 de febrero de 1843, se instalan, a la vez que el juzgado, las escuelas de 1ª enseñanza en el Exconvento de Mínimos. Madoz, coetáneo, las describe con más detalle:

“Hay 2 escuelas de parbulos asistidas por 70 u 80 alumnos de ambos sexo, cuya maestra tiene 1.500 reales de dotación y 3.000 el maestro, el cual desempeña además por las noches la enseñanza de adultos a la que asisten de 40 a 50 hombres y esta dotada con 750 reales …”.

Sacañet

Canales

 SACAÑET y CANALES, Parroquia.

Hace 350 años, el 24 de agosto de 1668, Sacañet que era anejo de la parroquia de Bejís, junto con la población de Canales se juntaron en la iglesia y procedieron a elegir patrono de la parroquia nombrando como tal a Santa Teresa de Jesús. Unos meses más tarde, el 10 de octubre, presentaron formalmente el acta de la elección de patrono al vicario general de la diócesis segorbina, quien la aprobó.

En esta situación de dependencia, como anejos de Bejís, permanecieron hasta el año 1868, concretamente hasta el 17 de diciembre, de eso hacer ahora 150 años, en que el obispo Joaquín Hernández y Herrero (1865-1868), natural de la aldea de las Eras de Alpuente (Valencia), profesor de la Universidad de Valencia y penitenciario de la Catedral, y obispo de Badajoz, reorganizó la diócesis en sus arciprestazgos y parroquias. Fue en ese momento cuando Sacañet se convirtió en parroquia juntamente con Canales y otras.

(continuara…)

Dr. Patxi Guerrero Carot – Fotos:José Plasencia