Apenas un 8% de los vecinos afectados por la última revisión catastral realizada en Segorbe, 69 frente a los 892 expedientes de valores catastrales revisados, han interpuesto alegaciones contra la citada revisión, según los datos facilitados por el propio Ayuntamiento de Segorbe.

Así los funcionarios municipales que el nuevo gobierno local puso a disposición de los afectados, han “sustanciado 69 alegaciones y se han remitido al Organismo responsable de la Gerencia Catastral”, si bien estos han recibido “unas 450 visitas entre el 30 de julio y el 21 de agosto”, según consta en el comunicado de prensa emitido al respecto.

Además en dicho comunicado también critica la deficiene gestión y atención pública de los organismos competentes, dado que la ayuda municipal pretendía “colaborar con los ciudadanos, y facilitarles en lo posible sus acciones, aunque no era un servicio incluido en sus competencias, ya que estas corresponden a la Gerencia Territorial del Catastro y al Servicio de Recaudación o asesoramiento del PROP en la Diputación Provincial de la Plaza Almudín. Servicios que poca ayuda han prestado en la tarea, pues desde el Ayuntamiento se les ha remitido algunos casos de mayor complejidad técnica que eran devueltos a las oficinas del consistorio”.

Las alegaciones presentadas han empezado a recibir respuesta, en las que el Catastro Inmobiliario especifica sí cabe o no la posibilidad de recurso ante el Tribunal Económico-Administrativo en el plazo de un mes conforme a las peculiaridades de cada caso.

La revisión catastral realizada en Segorbe por el Catastro Inmobiliario de los Bienes Inmuebles Urbanos y Rústicos con construcción, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha afectado a un total de 892 vecinos, que a partir de ahora deberán pagar los impuestos correspondientes a todas aquellas obras de nueva construcción, ampliación o mejoras de vivienda realizadas sin declarar ni pasar por documentos público.

Así, según los datos facilitados por el Ayuntamiento de “las 892 incidencias reportadas por el catastro, unas 350 corresponden a nuevas construcciones, aproximadamente 160 a ampliaciones de construcciones ya existentes, unas 170 a reformas, 40 cambios de uso y 153 por nuevas piscinas”.

Todos ellos verán actualizado el pago del IBI conforme al valor catastral real de sus inmuebles, cuya cuota anual, casi con toda seguridad se verá incrementada, debido a que a partir de ahora tendrán que pagar por los bienes que voluntaria o involuntariamente habían venido defraudando al Ministerio de Hacienda.

La revisión catastral viene dada por la propia ley del Catastro Inmobiliario, de tal forma que el proceso de regularización catastral y sus fechas están marcados por las Gerencias Regionales, Territoriales y Subgerencias del Catastro del Ministerio de Hacienda.

En el caso de Segorbe, al igual que en el de Pavías y Chóvar, el plazo fijado por la Gerencia Territorial finalizó el pasado día 30 de septiembre.

El 8% de los casos alegan contra la revisión catastral

Chelo Torrejón.