La ciudad de Segorbe se ha despertado hoy con una buena noticia, la de la reapertura del Centro de Acogida de Menores del Colegio La Resurrección, al que esta mañana han llegado tres de los doce niños de entre 6 y 16 años con los que las instalaciones vuelven a entrar en funcionamiento.

El resto de los niños asignados al centro, cuatro de los cuales ya estuvieron alojados en el mismo hace dos años y regresan a él por petición expresa de los menores, iran llegando a Segorbe durante los próximos días.

Así las cosas, cuando se cumplen dos años desde que la vicepresidenta del Consell, Monica Oltra ordenará el cierre del centro por supuestas irregularidades, malos tratos y presuntos abusos, los niños han empezado a regresar hoy al colegio.

Sin embargo la tutela y cuidado de los doce niños con problemas de desarraigo familiar asignados al centro ha sido encomendada por la Conselleria de Igualdad a la Fundación Fray Luis Amigó en lugar de a la congregación de las Hermanas Terciarias Capuchinas que hasta hace dos años se ocupaba de ello.

RODOLFO Y VENTURA
ESCUELA DE DANZA
JOYERIA ROYO

Y es que las Hermanas Terciarias Capuchinas cumplen actualmente la sanción de un año impuesta a estas por la Conselleria, a pesar de que los denunciados malos tratos no han podido ser probados y los presuntos abusos fueron descartados por una sentencia judicial.

El resto de las denunciadas irregularidades en las instalaciones, según fuentes relacionadas con el caso, han sido subsanadas íntegramente tal y como atestigua el informe favorable de los técnicos de la Conselleria realizado el  pasado miércoles.

El colegio con más de 100 años al servicio a la sociedad fue cerrado de forma precipitada durante el curso escolar 2016/17, dejando en la calle por aquel entonces a una veintena de trabajadores y a otros tantos menores de edad ingresados en el colegio  tutelado por las Hermanas Terciarias Capuchinas.

La congregación ha rehusado hacer ninguna valoración al respecto, si bien ha mostrado «una gran alegría y satisfacción porque los niños vuelvan al colegio de Segorbe porque esta es una ciudad que los integra y en la que se les quiere mucho».

Por su parte desde la Conselleria de Igualdad no han querido hacer ningún tipo de declaración sobre la reapertura, de la que tampoco han dado ningún detalle debido a «la necesidad de mantener en el anonimato público la residencia de estos chicos, conforme a  lo que dice la Convención de los Derechos del Niño»

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia