El Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Castellón ha firmado esta mañana un convenio de colaboración con la Asociación Valenciana de Afectados de Lupus (AVALUS) en el que se garantiza la fotoprotección de las personas afectadas por esta enfermedad.

Actualmente la Comunidad Valenciana cuenta con más de seis mil enfermos diagnosticados de lupus y desde AVALUS promueven la visibilidad de la enfermedad, apoyan la información sociosanitaria a los afectados y trabajan para concienciar a la sociedad de los problemas a los que se enfrentan las personas diagnosticadas de lupus.

Esta iniciativa consiste en hacer posible que los enfermos asociados a AVALUS accedan a dos campañas de fotoprotección anuales, en invierno y en verano, comprendiendo cada uno de los kits de crema protectora facial y corporal en función del tipo de piel de cada asociado, de acuerdo con la recomendación del farmacéutico.

Isabel Colom, presidenta de la Asociación Valenciana de Afectados de Lupus, insiste en que “el sol es uno de los desencadenantes externos que provoca la inflamación en la piel de los enfermos de lupus” y añade que “a veces esta infección puede provocar inflamación en órganos vitales, por lo que la fotoprotección es vital, no es un simple cosmético y es tan importante como el fármaco de protección gástrica que nos protege de la medicación que tomamos en nuestro tratamiento”.

Asimismo, Sergio Marco Peiró, presidente del ICOFCs insiste en que desde el ICOFCs siempre se intenta colaborar con las asociaciones de enfermos de la provincia de Castellón y desde que AVALUS se puso en contacto con el ICOFCs se trabajó para conseguir este convenio.  Marco añade que “con esta colaboración nosotros les facilitamos a los miembros de la Asociación del Lupus, fotoprotectores a coste reducido para que puedan tener fotoprotección frente al sol, que es un enemigo de esta enfermedad”.

En este sentido Isabel Colom, presidenta de AVALUS, considera que “es una alegría para todos los asociados de AVALUS quienes se podrán beneficiar de este convenio”.

En el marco de esta iniciativa, Fedefarma, Hefame y Centro Farmacéutico distribuirán a las farmacias de la provincia de Castellón que los soliciten, los kits fotoprotectores, facilitados por la marca Interapothek y depositados en el ICOFCS, para que cada farmacéutico los dispense a los miembros de AVALUS.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

Lupus. Una enfermedad del sistema inmunológico.

El Lupus es una enfermedad del sistema inmunológico. El sistema inmunológico normalmente protege al cuerpo produciendo anticuerpos o proteínas que atacan y destruyen a los agentes extraños, como bacterias o virus. En las personas con lupus, el sistema inmunológico, debido a causas aún desconocidas, produce anticuerpos que atacan a las células sanas del cuerpo, que pueden provocar daño tisular, lesiones en órganos vitales, discapacidad o muerte.

Aunque se desconoce la causa exacta del Lupus, se cree que una combinación de genes defectuosos y factores medioambientales están relacionados con la actividad de la enfermedad. Los factores medioambientales desencadenantes incluyen infecciones, antibióticos (especialmente de la familia de las sulfamidas y penicilinas), la luz ultravioleta (del sol o de los tubos fluorescentes), intenso estrés, determinados medicamentos y las hormonas.

Se cree que un 1% de la población puede tener Lupus en España, de los cuales el 90% son mujeres, principalmente entre 15 y 55 años de edad. Eso quiere decir que hay alrededor de 20.000 personas con lupus en España.  Cada persona diagnosticada de LUPUS es diferente. Pero, el impacto emocional que se sufre, que en algunos casos puede causar un fuerte cambio en la vida cotidiana. El desconocimiento de la enfermedad, la poca información, sobre todo en Internet, donde no toda la información es fiable. Y sobre todo hay que dosificar esa información, no intentar saber todo en tres días.

¿Cómo afecta la enfermedad del lupus en la piel?

La piel es una localización que se afecta muy a menudo en el lupus. La lesión más conocida, aunque no la más frecuente, es el llamado «eritema en alas de mariposa», que consiste en un enrojecimiento y erupción de la piel en las mejillas y nariz.

Es frecuente la caída del cabello cuando la enfermedad está activa. Cuando el paciente es tratado y la enfermedad mejora, el pelo vuelve a crecer.  Es conocida la sensibilidad de la piel de los pacientes con lupus, a la luz solar. No es infrecuente que la enfermedad aparezca tras una exposición solar prolongada. Esto no quiere decir que todos los pacientes con lupus tengan esta susceptibilidad, pero los que la tienen deberán protegerse del sol utilizando cremas fotoprotectoras (factor de protección mayor del número 15, y que proteja para los rayos ultravioletas A y B), Y la utilización de ropa que cubra el cuerpo en lo posible. Si no lo hacen, estarán expuestos a una reactivación de la enfermedad.

Prensa ICOFCs