Edificio en el que se ubicará el CRIS. Foto :J.Plasencia.

Edificio en el que se ubicará el CRIS. Foto :J.Plasencia.

Estamos en tiempo de promesas, de buenos augurios y de esperadas inversiones, por lo que la puesta en marcha del Centro de Rehabilitación e Integración Social de enfermos mentales de Segorbe (CRIS) parece que dejara de ser una promesa para convertirse en poco tiempo en una realidad.

Así lo confirmaba esta mañana la concejal delegada del área, Marí Carmen Climent, al comunicar que “el pasado viernes tuvo entrada en el registro del Ayuntamiento la resolución de la Consellería de Bienestar Social referente a la concesión de una subvención para el mantenimiento del CRIS “

El nuevo centro, que podría entrar en funcionamiento a finales de abril o principios de mayo, será bautizado con el nombre de Almagrán y se ubicará en la Calle Orfelino Almela nº 10.

CRIS

Este es un proyecto en el que el Ayuntamiento de Segorbe viene trabajando desde el año 2010. El CRIS, como muchos otros servicios de la ciudad, será de gestión municipal pero de ámbito comarcal.

El centro tendrá capacidad para acoger a medio centenar de usuarios, aunque inicialmente abrirá con veinte procedentes de diversos puntos de la comarca, hasta ir completando el aforo máximo. Los usuarios del centro, conforme a la actual normativa, no tendrán que pagar ninguna tasa por la prestación del servicio.

El Ayuntamiento ha solicitado una subvención a la Diputación a través de la firma de un convenio singular para el equipamiento del centro, cuya adquisición ya fue aprobada en el pleno celebrado ayer con el voto en contra del Partido Republicano y la abstención del PSPV.

El equipo técnico del centro estará compuesto por tres psicólogos, dos educadores, un trabajador social y un terapeuta ocupacional o técnico de integración social.

ORFELINO-ALMELA-10WW

Calle Orfelino Almela. Foto: José Plasencia.

 “Los objetivos de este Centro son la rehabilitación y la integración social de personas con enfermedad mental, abordando la problemática tanto con el propio enfermo como con su familia, y rentabilizando al máximo los recursos de los que dispone el municipio. Los usuarios recibirán tratamiento ambulatorio, y podrán participar tanto de talleres como ser beneficiarios de terapias individualizadas de rehabilitación física y psíquica. Para el Centro tan importante es el enfermo al que atiende como el entorno en el que se ha de integrar, por lo que los beneficiarios no sólo serán los primeros veinte usuarios, sino también sus familiares, cuyas propuestas van a ser especialmente tenidas en consideración y con quienes esperamos y deseamos trabajar codo con codo”, afirmó Climent.

 Recodar que el Ayuntamiento invirtió aproximadamente 100.000 € en la adecuación de este Centro, con el fin de ampliar la oferta de servicios sociales que tiene Segorbe y que pone a disposición de la comarca.

Chelo Torrejón.