Los cultivos de cerezas, manzana, nísperos, olivas, uvas, almendras, kakis y nueces han sufrido el castigo de la intensa granizada caída ayer en la parte alta de la comarca del Alto Palancia, donde el granizo cayó con especial virulencia en el municipio de Viver.

El granizo, acompañado previamente de una fuerte tromba de agua, cayó entre las siete y media y las ocho de la tarde.

Desde la cooperativa de Viver se ha  hecho hoy una primera estimación y balance de daños, localizados principalmente en las inmediaciones del pueblo, en las partidas de Ula, Hoya, San Miguel, Alto de la cruz, Carril y Balsar.

“Los daños más severos en nogal con frutos caídos y daños en hojas. También en olivo ha tirado al suelo y almendro. La cereza que quedaba del Balsar ya no vale”, según indicaron a InfoPalancia fuentes de la cooperativa.

Chelo Torrejón – Foto:Cooperativa Viver

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO