©  El fútbol sala celebra su permanencia con una cena .-

La alegría y la euforia parecieron no tener límite ayer para los jugadores y seguidores del Club Deportivo Segorbe, que anoche se reunieron en el polideportivo multiusos para festejar lo que puede considerarse toda una gesta deportiva, seguir jugando en la categoría de bronce del fútbol sala español, es decir en 2 ª B.

Por ello entre unos y otros dieron forma a una noche plagada de emociones y risas, en la que no faltaron las lagrimas, algunas dulces y otras un poco amargas, ya que el querido pivot del equipo senior Mas de Valero, Luis Peiró, aprovecho la oportunidad para anunciar públicamente su despedida.

Y es que Luis Peiró, se despide del equipo para emprender nuevos vuelos que le llevaran a jugar hasta Bélgica, una decisión que según explicó el mismo “me ha costado mucho de tomar porque sé que aquí dejó grandes amigos que no olvidaré nunca”.

Celebrando la permanencia. Fotos: José Plasencia

Celebrando la permanencia. Fotos: José Plasencia

Despedidas aparte la noche transcurrió con el buen ambiente y camaradería que une a los jugadores del equipo Mas de Valero, los cuales han sabido contagiar de la misma a los más de 800 seguidores que presenciaron el partido jugado por la tarde contra el Ebrosala y los 300 asistentes a la cena.

Así la velada estuvo repleta de agradecimientos a la directiva, seguidores, patrocinadores, jugadores, entrenadores y demás participantes de este colectivo éxito, que una vez más vuelve a poner en nombre de Segorbe en lo más alto de la competición de este deporte, lo que es todo un reto para un humilde equipo como este.

Quizá la humildad es una de las mejores armas de este club, cuyo lema es “Sí se puede” y cuyo presidente, Nacho Cantó, no pudo ni quiso ocultar anoche las lagrimas de emoción y orgullo que sentía.

“Enhorabuena a los héroes de éxito, a todos y cada uno de los jugadores y a todo el cuerpo técnico por el esfuerzo titánico que habéis tenido que hacer esta temporada. Enhorabuena al club, a los directivos que me acompañan en esta locura, en esta bendita locura. Muchas gracias a toda esa afición que ayer empató el partido por nosotros. A los casi 800 que vinieron y reventaron la grada central del Pabellón Polideportivo de Segorbe. Muchas gracias por no dejarnos solos, por hacernos sentir cosas inexplicables y por darnos tantas ganas de seguir luchando”, afirmó Cantó.

El fútbol sala celebra su permanencia con una cena

Chelo Torrejón