El GESAP baja a la sima Cornisa, que es la segunda más profunda de España y la novena de todo el mundo.El Grupo de Espeleología del Alto Palancia acaba de cosechar un nuevo logro, el de bajar a una de las cuevas más profundas y difíciles del Mundo, la sima La Cornisa, de 1.508 metros de profundidad, lo que la sitúa en el segundo puesto de España y el noveno de todo el mundo.

Los componentes del Gesap, que en más de una ocasión han saltado a las páginas de los periódicos por sus proezas, se embarcaron y realizaron esta nueva aventura a finales del pasado mes de julio, cuando junto a casi una treintena de compañeros de otros clubs procedentes de Galicia, Madrid, Castilla y León, Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana y Castilla La Mancha, se adentraron en las entrañas de la peligrosa sima.

Ésta, según uno de los componentes del Gesap participantes en la bajada es “hasta el momento la actividad más potente que hemos realizado dentro de esta aventura. Y la verdad no sé por donde empezar, han sido meses de preparación tanto física, psicológica y logísticamente, lo que nos ha llevado a instalar esta cavidad difícil, bonita, inaccesible, espectacular, peligrosa, selectiva, fría y grandiosa en todos los sentidos”.

La Sima de la Cornisa está situada cerca de la cumbre de la Torre de la Palanca, en la zona del refugio de Collado Jermoso, en el macizo central de los Picos de Europa. Pertenece a la Comunidad de Castilla y León.

El GESAP baja a la sima Cornisa, que es la segunda más profunda de España y la novena de todo el mundo.Es la segunda sima más profunda de España, con -1.508 metros (la primera es la cercana Cerro con -1.580 metros), y la octava más profunda del mundo. Fue instalada de nuevo en 2014, tras los años de su exploración (2007-2012), dentro de un proyecto denominado “17 Picos, 17 Simas”, pero no se pudo desinstalar ese año.

Para su desinstalación posterior, se formó en 2015 un equipo, coordinado por Jorge Membrado. Este equipo se conformó finalmente con 14 personas: Club Espemo (Morella): Jorge Membrado, Jordi Membrado, Ángel Membrado, Nicolau Adell, Marc Segura, David Fabregat. Murcia: Jesús, Manolo. Lituania: Gintas, Aidas. Gesap (Alto Palancia): Miguel Oury, Daniel Oury, Xevi Bolumar, Paco Mas.

El descenso a la sima se llevo a cabo entre los días comprendidos entre el 18 y 26 de julio de 2015. “Se formaron tres equipos. Dos de ellos con la intención de bajar la máxima profundidad, cosa que consiguieron 8 personas en total”, según explicó a InfoPalancia Xevi Bolumar.El GESAP baja a la sima Cornisa, que es la segunda más profunda de España y la novena de todo el mundo.

“También se intentaron resolver algunas incógnitas pendientes, aspecto que no se consiguió, aunque si se localizaron las zonas concretas. Para ello se montaron vivacs en las siguientes cotas: exterior (0 metros), -450 metros, -700 metros, -950 metros, y -1500 metros”.

Tras bajar la sima y el intento de resolver incógnitas los espeleólogos desinstalaron la cavidad, lo que costó 4 días de arduo trabajo, con largas jornadas.

Finalmente, el día 25 por la noche salían las últimas sacas de material (unas 24 sacas en total, más las personales). Tras una noche de aglomeración en el vivac exterior, el día 26 se procedió a subir todas las sacas a la cumbre (un tramo no largo, pero muy peligroso por caída de piedras), donde el helicóptero se las llevó en dirección a la Sima del Cerro.

A pesar de la profundidad de la Sima, la dificultad del acceso exterior, y el duro trabajo por realizar, todo salió bien, sin ningún incidente de importancia (hubo un par de sustos por piedras, y otro par de sustos por daños en las cuerdas).

De los miembros del Gesap, Miguel llegó a bajar a -950 metros, y pernoctó dos noches dentro de la cueva (-700 y -450).

Xevi y Paco pernoctaron en el vivac exterior, y bajaron hasta la cota -450. Dani participó en el apoyo exterior desde el refugio-cima y en labores de fotografía.

El GESAP baja a la sima Cornisa

Chelo Torrejón.