RODOLFO Y VENTURA

El número de hogueras que se encenderán este fin de semana en Segorbe por San Antón se ha disparado un 46% respecto a las encendidas el pasado año después de las dos caídas en picado registradas en los años 2018 y 2019.

Y es que los vecinos han solicitado en el Ayuntamiento un total 41 permisos frente a los 28 del anterior.

La ampliación de horarios para que los vecinos acudan a recoger la leña al polígono del Santísimo parece haber influido en el incremento.

El horario de este año es de 11 a 14 horas y de 16 a 18 horas, el jueves 16 y el viernes 17 de enero, mientras que el fijado el pasado año fue de 8’30 a 10’00 horas y de 11’00 a 14 horas.

Los trabajadores del Ayuntamiento de Segorbe trasladan estos días hasta las calles de los vecinos solicitantes unas vallas metálicas para delimita el espacio en el que se encenderá la hoguera, siempre que no interfieran en la circulación o en espacios que puedan molestar al resto de ciudadanos.

Además los empleados municipales también llevan hasta la citadas calles la arena suficiente para cubrir el asfalto sobre el que se prenderán los fuegos.

Los vecinos  del barrio de San Antón, en el que se enciende la monumental hoguera del Tedero encenderán el fuego el próximo sábado a las ocho de la tarde, por lo que para no restar protagonismo a la fiesta en este barrio, el Ayuntamiento recomienda que «las hogueras del resto de calles del municipio se enciendan el viernes”.

El encendido de las hogueras en los barrios es una antigua costumbre recuperada hace 25 años  por el Ayuntamiento de Segorbe, que proporciona a los vecinos de las barriadas que lo desean el material necesario para encender las hogueras, de tal forma que la arena es llevada a las calles por la brigada municipal y la leña tiene que ser recogida por los interesados en los almacenes municipales.

Hasta el año 2011, cuando se encendían más de un centenar de fuegos,  la leña también era llevada a los barrios por los empleados municipales, si bien el reparto fue modificado en dicha fecha por el Ayuntamiento para abaratar costes.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia