JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA

Con mejores expectativas que la pasada campaña, pero lejos de las históricas cifras y cosechas de hace dos años, las cooperativas del Alto Palancia están a pleno rendimiento estos días con el inicio de la campaña para el próximo año. Y es que, aunque muchas de ellas ya abrieron sus puertas hace un par de semanas para comenzar la fabricación de sus aceites con aceituna verde, es este fin de semana y el próximo cuando la mayoría de almazaras arrancan la temporada de la oliva.

En esta ocasión, los palantinos esperan obtener una cosecha “media”. Eso sí, como en anteriores campañas, la calidad del fruto ha vuelto a resultar excelente, lo que hace que el producto sea, sin duda, uno de los aceites con más prestigio y laureados de España y el extranjero.

Así las cosas, la Cooperativa San Isidro de Segorbe abrió sus puertas el pasado 12 de octubre, para empezar a elaborar el aceite EnVerde, “el cual tiene unas características excelentes con una personalidad propia incomparable”, explica su director, Rafael Juan Pacareu. “Terminada la elaboración del EnVerde, el 21 de octubre comenzamos la campaña con normalidad y esta semana hemos empezado a elaborar el Ecológico”, afirma.

En esta ocasión desde la oleícola segorbina esperan una cosecha de alrededor de 1.300.000 kilos, “un aumento significativo”, respecto al pasado año que tan solo molturaron 300.000 kilos, la cosecha más escasa de la historia de la cooperativa.

Por su parte, la Cooperativa de Viver prevé recolectar cerca del millón de quilos, frente a los 300.000 que obtuvo el pasado año. Desde la entidad viverense llevan trabajando en la producción de uno de sus aceites “estrella” el Lágrima, desde el 10 de octubre que abrieron la almazara para recibir las primeras aceitunas de la cosecha. Este año, además, la oleícola viverense ha modernizado y renovado su almazara y equipos para conseguir todavía mayor calidad del producto. Por su parte, la elaboración de Vivarium Green tuvo lugar el 25 de octubre y la apertura general para socios y terceros tendrá lugar el próximo fin de semana.

Tal como explica el director de la misma, Fernando Marco, “las lluvias de septiembre sentaron muy bien al cultivo y, desde nuestra cooperativa, seguimos con la estrategia del trampeo masivo contra la mosca para reducir la necesidad de realizar aplicaciones fitosanitarias”. Marco resaltó que “es momento de que mentalizar a los agricultores con la obligación de tener su explotación registrada en el REGEPA.

Por su parte, desde la Cooperativa de Altura, la que moltura mayor producción en la comarca del Alto Palancia, su presidente, Federo Lozano, apuntaba que “ya se han recogido unos 30.000 kilos para realizar el primer aceite con fruto verde”, mientras que la almazara abrirá el próximo día 7 de noviembre, para comenzar la producción del aceite común. Lozano ha destacado que se espera una “media cosecha, donde podamos molturar, aproximadamente, de dos a tres millones de kilos”. El pasado año, la oleícola alturana no llegó a producir ni un millón de kilos.

También la Cooperativa de Jérica abre este fin de semana sus puertas para empezar la campaña de 2020. Las previsiones, al igual que en el resto de entidades, es obtener una producción y una cosecha “media”.

Infopalancia