España se convirtió en 2017 en el segundo país más visitado del mundo después de Francia, con 82 millones de turistas llegados desde el extranjero gracias a los atractivos que ofrecen sus ciudades, pueblos con encanto, naturaleza y un clima excelente. Si nos alejamos de las grandes capitales como Madrid, Barcelona o Valencia podemos encontrar lugares mágicos que se conservaron intactos a lo largo de la historia, donde los castillos, puentes y calles empedradas reviven otros tiempos pasados. Es en la ciudad de Segorbe, concretamente en la comarca del Alto Palancia en la provincia de Castellón, donde se pueden visitar algunos lugares de importancia histórica que en su día fueron el centro de su actividad en su historia medieval.

Visitas indispensables en el Segorbe medieval (300)

Segorbe, municipio capital de su comarca al sur de la provincia de Castellón, alberga un importante patrimonio de construcciones medievales en su casco antiguo datados del siglo XIV y que han sido recogidas en el Patrimonio Artístico de la Generalitat Valenciana como Bien de Interés Cultural (BIC) en mayo de 2003. El castillo de Segorbe, sus murallas y el acueducto toman su contexto histórico después de la reconquista cuando la ciudad creció hasta convertirse en el hogar del Rey Martín I de Aragón en el siglo XIV, a finales de la época medieval, ya que este se contrajo matrimonio con la ciudadana segorbina María de Luna. En 1435 Alfonso V de Aragón creó el Señorío de Segorbe, después de pertenecer al patrimonio real, para compensar de las pérdidas sufridas por el infante Enrique de Aragón, provocadas por el Reino de Castilla. Juan II de Aragón la convirtió en ciudad ducal en el año 1459, siendo el infante Enrique de Aragón su primer duque conocido como «Infante Fortuna», cuya decisión provocó la resurrección del pueblo.

Castillo de la Estrella

Para conocer la historia de esta ciudad es imprescindible dar un paseo y hacer una visita a los restos del castillo conocido como el Castillo de la Estrella pertenece hoy en día al Ayuntamiento del municipio, ha sido restaurado parcialmente y de su diseño original tan sólo quedan algunos restos. Este patrimonio histórico está situado en uno de los cerros en los que el núcleo urbano está anclado, concretamente en el caso antiguo e integrado en una zona verde de uso turístico.

Las murallas de Segorbe

Originalmente estas murallas se extendían a lo largo de 1 kilómetro de longitud rodeando al castillo y llegando al núcleo de población inferior, donde hoy en día se pueden observar restos de las murallas en pleno casco histórico. Estos restos datan del siglo XI, en plena mitad de la edad media, aunque a lo largo de los siglos se ha ido cambiando su recorrido y estructura, así como ampliaciones de las mismas. Muchos turistas se acercan a la calle del Argén para observar lo que fue la antigua gran entrada a la ciudad de Segorbe, conocida como el Portal del Argén, perteneciente al siglo XIV, finales de esta época tan importante en el desarrollo del mundo occidental.

Se pueden visitar el Arco de la Verónica, que llegó a ser una de las principales entradas a la ciudad, la puerta de Teruel y las torres de Botxí y de la Cárcel. El Arco de la Verónica de medio punto y con dovelas alargadas, en cuyo interior se conservaba la imagen de la Santa Faz, no está oficialmente datada. La torre del Botxí era donde residía el verdugo de la población, alcanza los 17 metros de altura y en cuyo techo se exhibe una bóveda de crucería deconstrucción datada en el siglo XIV. La torre de la Cárcel, cuya función era defensiva, tiene unos 21 metros de altura, planta en forma de círculo y una terraza a la que se accede mediante una escalera de caracol.

Acueducto

Para llevar agua a los núcleos en época medieval se utilizaban los acueductos. Del acueducto de Segorbe, cuya construcción tuvo lugar entre los siglos XI y XII, tan sólo quedan un par de arcos dentro de la ciudad datados del siglo XIX y que por aquellos tiempos traía agua del manantial de la Esperanza para el uso de la población segorbina.

Turismo y cultura de masas con historia medieval

Quizás el aumento del turismo de historia medieval esté auspiciado por el interés que han despertado algunos productos de la cultura de masas como películas, series de televisión e incluso juegos que toman la época medieval como base de su contexto o simplemente como escenario decorativo de su propia narrativa. Así podemos encontrar versiones de los juegos más clásicos y famosos en versiones de este tipo. Tal es el caso de Los Sims Medieval, un juego de The Sims Studio, que tiene como escenario la Edad Media. También podemos ver esta influencia en los juegos online como son las máquinas tragaperras de Betway Casino tituladas Ávalon y Ávalon II donde todos los gráficos guardan relación con la temática del medievo, desde los símbolos hasta la interfaz del juego. En el séptimo arte tenemos como buen ejemplo a “El señor de los anillos”, película que se emite en plataformas como HBO, basada en la edad media y que tuvo su repercusión como fenómeno de masas, cuyos libros han sido número uno de ventas. Por su parte, series de televisión tan aclamadas como Juego de Tronos, que si bien están basadas en una ficción, han sido también responsables del aumento de la popularidad y la afluencia turística a ciudades cuyos orígenes se remontan al medievo.

¿Quién sabe si algún día llega una productora americana a rodar en Segorbe? Lo que sí sabemos es que la herencia del medievo de esta ciudad sigue siendo importante para el turismo de la zona y para preservar la historia de sus casi 9000 habitantes del sur de la provincia de Castellón.