Comunicado conjunto alcaldes Soneja y Sot de Ferrer

El pasado viernes, 11 de diciembre, los alcaldes de Soneja y Sot de Ferrer mantuvimos una reunión con el Director General del Agua, de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, D. Manuel Aldeguer, en la que se nos informó de los resultados de las analíticas realizadas a las aguas del nuevo pozo que la Dirección General ha realizado en el Término Municipal de Sot de Ferrer para el abastecimiento de agua potable a las dos poblaciones.

Mediante el sondeo de este pozo se intentaba dar solución a los problemas de calidad del agua que sufren desde siempre nuestros pueblos, ya que nos encontramos sobre una bolsa de yesos. Como es sabido, la presencia de yesos provoca que las aguas contengan sulfatos, que aunque no son perjudiciales para la salud, sí que son la causa de la mala calidad del agua. Por tanto, se intentó superar las capas de yesos para alcanzar una profundidad suficiente donde encontrar agua libre de sulfatos. El sondeo alcanzó la profundidad de 800 metros y encontró grandes cantidades de agua. Quedaba pendiente, pues, analizar dichas aguas en el laboratorio para comprobar si son aptas para el consumo humano.

RODOLFO Y VENTURA

Los resultados de los análisis realizados y que nos acaban de entregar demuestran que estas aguas no son aptas para el consumo humano, ya que nos encontramos ante aguas termales. La temperatura del agua es de 37oC, tiene una alta conductividad y presencia de minerales pesados, principalmente hierro. En consecuencia, si sondeamos en capas superficiales, dentro de la zona de yesos, nos encontramos con aguas con sulfatos, pero si sondeamos a mayores profundidades nos encontramos con aguas termales.

Con estos resultados no nos queda más opción para solucionar los problemas de calidad del agua que padecemos que recurrir al último recurso que siempre hemos querido evitar por los problemas añadidos que genera: una planta de ósmosis inversa. Estos problemas son cuatro. En primer lugar, el elevado coste de inversión para instalar una planta de ósmosis con capacidad suficiente para tratar el agua necesaria para abastecer a los dos pueblos, un coste difícilmente asumible por nuestros ayuntamientos si no contamos con ayudas de otras administraciones públicas. En segundo lugar, los costes de mantenimiento de esta planta. En tercer lugar, el aumento de las necesidades hídricas, ya que estas plantas necesitan un aporte extra de como mínimo un 25 % más de agua para poder inyectar a la red el mismo caudal que ahora se inyecta. Y en cuarto lugar el elevado coste y la dificultad en el tratamiento de los residuos que genera. Los dos ayuntamientos y la Dirección General del Agua hemos intentado evitar esta solución mediante la exploración de soluciones alternativas, como el sondeo a grandes profundidades, pero como se puede observar todas han resultado inviables.

En la reunión mantenida el pasado viernes con el Director General del Agua y los técnicos de la Conselleria se aportaron posibles soluciones al problema del tratamiento de los residuos y a la inversión para la construcción de la planta, lo que abarataría mucho los costes tanto de inversión como de mantenimiento y haría posible la viabilidad de la planta. Nos emplazamos para una próxima reunión a principios del mes de enero en la que se estudiarían estas soluciones sobre el terreno para ver su viabilidad.

Queremos dejar patente la voluntad de la Dirección General del Agua y su total disposición en dar una solución definitiva a este problema. Aprovechamos para agradecer todo el esfuerzo que han hecho hasta ahora y el interés por encontrar una solución que acabe con este problema. De la misma forma, queremos manifestar la firme voluntad de nuestros dos ayuntamientos en solucionar el problema de la calidad del agua en nuestros pueblos, aunque las alternativas que nos quedan no son las que nos hubieran gustado. Pero por encima de todo, nuestros vecinos y vecinas tienen derecho a consumir un agua de calidad y ese va a ser nuestro empeño hasta que lo consigamos.

Por otra parte, el pozo realizado por la Dirección General del Agua nos abre unas perspectivas con las que no contábamos. Ahora tenemos un pozo con aguas termales de forma natural que representa un recurso turístico de primer orden, no solo para nuestros dos pueblos, sino para toda la comarca del Alto Palancia, porque nos permite la instalación de alguna infraestructura turística relacionada con las aguas termales, como un posible balneario. La Dirección General del Agua, que ha sido la entidad que ha costeado el sondeo de ese pozo, ya se ha puesto en contacto con la Dirección General de Turismo para sondear esta posibilidad, por lo que los dos alcaldes de Sot de Ferrer y Soneja vamos a solicitar una entrevista con el Director General de Turismo para estudiar las posibles fórmulas de utilización de estas aguas.

Queremos transmitir un mensaje de tranquilidad a nuestros dos pueblos y decirles que los dos ayuntamientos estamos trabajando unidos para encontrar una solución que ponga fin a los problemas de calidad del agua que padecemos y que no duden que, a pesar de todas las dificultades que nos estamos encontrando, lo conseguiremos.

Benjamín Escriche Rivas  y Ramón Martínez Peiró . Alcaldes de Soneja Alcalde de Sot de Ferrer