Los alcaldes y concejales del PP de la comarca del alto Palancia se han reunido esta tarde en la sede que el partido tiene en Segorbe para hablar y plantear estrategias contra la imposición lingüística del valenciano en los centros educativos de secundaria que el gobierno formado por el PSPV y Compromís pretenden llevar a cabo.

Previamente  a la reunión tuvo lugar una rueda de prensa en la que el presidente provincial del PP, Miguel Barrachina; la diputada autonómica, Beatriz Gascó; y la alcaldesa de Segorbe, Mari  Carmen Climent, en la que exigieron “libertad para elegir el idioma en que deben estudiar nuestros hijos”.

La libertad reivindicada se ve cercenada por la obligatoriedad que la nueva ley, ”uno de los mayores atropellos a las libertadas que ha sufrido esta comarca» impone “a los alumnos de todos los institutos, estén o no exentos del valenciano, de la obligatoriedad de que estudien el 25 del tiempo lectivo en valenciano, en materias como pueden ser matemáticas, física y química, geografía e historia o filosofía. Las van a tener que estudiar en valenciano aunque los cursos anteriores lo hayan hecho en castellano, sin haberlo elegido, por imposición y todo porque el otro día el Sr. Marza dijo que eso era bueno para la gente de las zonas castellano parlantes”, explicó Gascó.

La imposición requiere de una rápida respuesta debido a que a partir del mes que viene los institutos deben elegir las asignaturas que deben estudiarse en valenciano, por lo que el partido  pone  a disposición de todas las familias y profesores que los deseen los servicios jurídicos para que se puedan presentar los recursos de alzada  y si es necesario ir a los tribunales para frenar esta imposición».

Miguel Barrachina indicó que «se está siguiendo la misma hoja de ruta utilizada por el nacionalismo catalán en las aulas, las teles y con quién”.

Por su parte Mari Carmen Climent, recordó que esta imposición de lengua ya se está produciendo en la televisión valenciana A Punt, en cuyos espacios informativos y de ocio era utilizado el topónimo de Sogorb en lugar de el de Segorbe, a pesar de que este último es el único reconocido oficialmente por el pleno de la corporación.

Climent envío una carta de queja a la directora de la emisora, Empar Marco, pidiendo el correcto uso del nombre en castellano, a lo que Empar respondió que “usaremos en castellano el nombre de su municipio. Le informo también que ese uso no significa que desaparezca por completo el nombre de Segorbe en valenciano”.

Por todo ello los populares piensan presentar en todos los Ayuntamientos de la comarca mociones contra esta  imposición de la lengua, a la vez que animan a los colectivos sociales a salir a la calle para pedir libertad de elección.

Chelo Torrejón – Fotos:José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO