El grupo popular en la Diputación de Castellón ha propuesto, dentro de las diferentes medidas que ha presentado a la institución provincial, la creación de una línea de ayudas para que los ayuntamientos puedan adaptar las playas y las piscinas a las nuevas normas que se marcan desde el Ministerio de Sanidad.

Hay que tener en cuenta que el Ministerio está articulando protocolos de protección, pero serán los ayuntamientos los que deban asumir el coste de garantizar toda la responsabilidad. La diputada provincial del PP, Susana Marqués, ha explicado que la Diputación “debería poner encima de la mesa toda la ayuda posible para los 135 ayuntamientos” y ha manifestado que el sector turístico es una de las calves fundamentales de la economía de la provincia.

“No nos podemos olvidar que el turismo representa el 12% del PIB de esta provincia y que hay miles de familias que se dedican al sector” y que justamente las playas “son uno de los atractivos turísticos más importantes que tenemos en la provincia” pero también en el interior las piscinas, por ejemplo.

“Nuestra propuesta nace con voluntad de sumar para que las entidades locales dispongan de unas ayudas que puedan ayudar a soportar la carga económica surgida de esta grave crisis” y sobre todo “disponer de garantías para un turismo seguro, de calidad y con las mejores condiciones”, ha manifestado la diputada provincial Susana Marqués.

Cabe recordar que el grupo popular ha presentado una batería de 20 propuestas sanitarias, económicas y sociales para que la Diputación se implique en la salida de la crisis sanitaria y económica de la provincia de Castellón.

PP Castellón – Foto:José Plasencia

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO