La Ejecutiva Comarcal del PSPV-PSOE del Alto Palancia-Mijares denuncia la actitud miserable del Partido Popular al amenazar al Presidente de la Mancomunidad del Alto Palancia con emprender acciones legales por vía penal contra él porque, según ellos, se impide la adhesión de cuatro municipios de esta comarca a la Mancomunidad, cuando es absolutamente falso. La estrategia de embarrarlo todo y de mentir de forma descarada es propia del estilo de hacer política de Miguel Barrachina y Elena Vicente-Ruiz, que son quienes están detrás de esta maniobra. Pero que el portavoz del Partido Popular en la Mancomunidad y alcalde de Caudiel, Sr. Antonio Martínez se preste a este juego sucio es inaudito y pone en serio peligro la convivencia que siempre ha existido en el seno de la Mancomunidad entre todos sus pueblos.

Mienten cuando afirman que hay un veto a la entrada de municipios a la Mancomunidad. En el Pleno Ordinario del pasado 2 de marzo, el Presidente de la Mancomunidad retiró del orden del día seis puntos, entre ellos los cuatro de adhesión de estos municipios, porque los expedientes de esos puntos estaban incompletos. Se había detectado que faltaba documentación por un error administrativo y no se había subido a la sede electrónica toda la documentación relativa a esos expedientes, como exige la legislación vigente. En esa misma sesión el Presidente Ramón Martínez dejó muy claro que se convocaría un pleno extraordinario en cuanto esos expedientes estuvieran completos. Ya sorprendió entonces la actitud furibunda del portavoz popular al acusar a Ramón Martínez de haber orquestado una “jugada” para obstaculizar la entrada de estos pueblos.

Sorprendente fue también que 17 miembros del Grupo Popular registraran una solicitud para forzar la convocatoria de un pleno extraordinario en el que se incluyera en el orden del día la adhesión de los cuatro municipios. Decimos que es sorprendente porque parece ser que es lo único que les interesa. El expediente con la aprobación del Presupuesto de la Mancomunidad para 2021 y el expediente con la aprobación de las cuotas que deben pagar los municipios mancomunados en el presente ejercicio, que son los otros dos puntos que se retiraron del pleno del día 2 de marzo, no deben ser importantes para el Partido Popular, porque no los incluyeron en su solicitud de pleno. Esto deja muy claro que su interés no es ni la Mancomunidad ni la comarca. Se ven muy claramente sus ansias de conseguir una mayoría deprisa y de cualquier forma, aunque sea con expedientes a medias. Por eso presentaron una solicitud para forzar un pleno que no está ni motivada ni presenta propuesta ninguna, como exige la legislación vigente. Las prisas les pueden.  Por eso han subido hoy un escalón más en su actitud vergonzosa al presentarse el portavoz popular en las dependencias de la Mancomunidad acompañado de un abogado y amenazar con acciones legales. No se atreverán, saben que harían en ridículo si llevaran esto ante un tribunal. Es puro postureo.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

No les importa tampoco que Algimia de Almonacid y Segorbe sean los únicos pueblos de la comarca que no han presentado su solicitud de ingreso. Si tanto interés tienen para que estemos todos los pueblos juntos en la Mancomunidad ¿por qué no hablan con sus compañeros de Segorbe y Algimia de Almonacid para que también se integren? La respuesta es muy sencilla. Porque con la incorporación de los cuatro municipios que ahora se van a integrar los números ya les dan. Lo demás les importa muy poco.

El Presidente Ramón Martínez ha convocado un pleno extraordinario que se celebrará el próximo 17 de marzo y en él se aprobará el ingreso de Higueras, Pavías, Vall de Almonacid y Villanueva de Viver con efectos del 1 de abril de 2021. Y se hace cuando se han resuelto los problemas administrativos y se han aclarado las dudas respecto a la prestación de los servicios sociales a estos pueblos durante este año. Por tanto, cuando ha habido seguridad jurídica. El Partido Socialista siempre ha demostrado su vocación comarcalista, su voluntad de unir y cohesionar a toda la comarca, a pesar de los intentos de otros por dividir y enfrentar.

Lo cierto es que fue el Partido Popular quien en 1995 intentó destruir la Mancomunidad al forzar a abandonarla a todos los pueblos donde gobernaban.  Era la política de Rafael Calvo: o mando yo o lo rompo todo. La realidad, aunque les duela, es que en 2015, cuando los socialistas recuperamos el gobierno de la Mancomunidad, nos encontramos un cascarón vacío de contenido. Hoy es una institución que rebosa actividad. En 2015 la Mancomunidad estaba formada por 16 municipios y a partir deL 1 de abril de este año seremos 27. Esa es la auténtica realidad. Ese es el espíritu comarcalista que siempre hemos tenido los y las socialistas. Otros todavía tienen que demostrarlo y, por lo que vemos estos días, vuelven a las andadas. No han entendido que la Mancomunidad la formamos pueblos de una misma comarca que nos unimos para prestar servicios comunes en beneficio de toda la ciudadanía. No han entendido que con estrategias tan mezquinas se pone en riesgo la convivencia entre nuestros pueblos.

Aunque les pese, por fin después de 26 años, en la Mancomunidad volvemos a estar casi todos (nos faltan Segorbe y Algimia de Almonacid, a los que deseamos que también se decidan a entrar)  y eso es gracias a los y las socialistas.

Al Partido Popular les decimos que, al menos, disimulen un poco, que se les ven demasiado sus ansias de poder.

Ejecutiva Comarcal del PSPV-PSOE