El Consorcio Provincial de Bomberos ha efectuado durante este verano en las comarcas de Castellón un total de 42 actuaciones de rescate y ayuda en zonas montañosas y de difícil acceso.

Se trata de un aumento muy importante, atendiendo que hace tan solo un año se registraron solo 15, lo que representa un aumento estratosférico del 180%.

Desde la Diputación, el diputado de Bomberos, Abel Ibáñez, atribuye este incremento a las circunstancias actuales por el coronavirus, “las que han provocado un mayor tráfico de personas hacia las zonas naturales de nuestro interior”. En ningún caso, ha informado, se ha tenido que lamentar ninguna pérdida humana.

Esta es una de las cifras que se desprenden del balance de actuaciones estivales, que deja, en general, datos para tener en cuenta. El presidente de la Diputación, José Martí, se ha mostrado satisfecho porque “la mayoría de indicadores se han visto reducidos considerablemente, en especial los referentes a fuegos forestales y accidentes”.

Por lo que respecta a los incendios forestales, el diputado de Bomberos ha destacado la “importante bajada” registrada este año en cuanto al número de hectáreas calcinadas en territorio castellonense. En comparación con el año 2019, se ha reducido a la mitad el espacio quemado, desde las 42 hectáreas hasta las 23 de este 2020. Respecto al origen de los fuegos, Ibáñez ha señalado que prácticamente la mayoría de ellos han sido ocasionados por causas naturales, en especial por la caída de rayos. En cuanto a los incendios en zonas de vegetación, han decrecido moderadamente.

 

A pesar de los buenos resultados, Martí ha lanzado un llamamiento a la responsabilidad “y a no bajar la guardia, puesto que la campaña forestal continúa y cualquier descuido, sumado a unas condiciones de terreno y meteorológicas desfavorables, pueden provocar un incendio de importancia”. “Estamos en un año especialmente bueno en cuanto a cifras, no lo cambiemos”, ha finalizado.

En el caso de los accidentes de tráfico, las intervenciones se han visto reducidas en un 25% respecto al verano pasado, al descender desde los 32 siniestros a los 24 contabilizados este año.

883 INTERVENCIONES EN TRES MESES

Durante los tres meses estivales, junio, julio y agosto, la cifra global de intervenciones ha sido de 883, inferior a las 1053 registradas el año pasado. En este sentido, tanto el presidente de la Diputación como el diputado de Bomberos han destacado la profesionalidad de los cuerpos de bomberos y de Protección Civil dependientes de la institución provincial y los han felicitado por su trabajo diario.

Gabinete provincial

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA