El rock and roll tiene desde hace un tiempo un refugio al oeste del Palancia. Se llama Da Capo y se ubica en Altura. Da Capo es uno de los pocos bares de rock de la comarca (incomprensible su ausencia en Segorbe) donde se programan buenos grupos en directo con regularidad. Ramón de Gracia, un joven veterano tras la barra se ha propuesto servirnos rock de calidad con la misma pericia que tira una caña o cocina una hamburguesa. Y no solo eso, también tienen cabida en su local presentaciones de libros, charlas o proyecciones cinematográficas.

El término da capo tomado del argot musical se traduce del italiano como “desde el principio”. En los cinco años que lleva de andadura (después de que Ramón tuviera que echarle el cierre a su antecesor, el Racer) han hecho vibrar sus paredes músicos de indie, garage, surf o rythm and blues nacional e internacional de la categoría de Sr. Chinarro, Fernando Alfaro (Surfin’ Bichos), The Fuzzillis, Surfer Joe o The Lizards en actuaciones individuales o en el marco de festivales como el Singuangua programado este año para el mes de mayo. El próximo sábado vuelve a la carga con la ya tradicional fiesta del Txakoli (XIV edición), una excusa para acercarse hasta Altura y disfrutar de buena música en directo. ¡Y gratis!

La jarana empezará a la hora del vermú con Carlos Yela (Madrid) a los platos del guateque. Por la tarde y después de un tapeo de regusto vasco y litros de txakoli llegará la música en directo de dos bandas con cuidada puesta en escena. En primer lugar tomará la pista de despegue la banda de surf-rock Mamvt (con v de València), prometedor quinteto de reciente formación, con un primer disco del mismo nombre en el mercado. Traen en el maletero ritmos evocadores y cadenciosos aliñados con el personalísimo sonido del trombón.

Chewbacca’s pioneros en el surf-rock patrio será la banda encargada de acelerar la máquina y poner en órbita a los asistentes con las piezas de su nuevo ingenio The return from Echo Lake (Sharawaji Rds. 2019). Devueltos al camino después de atravesar un agujero negro, este trío de inspiración galáctica tratará de demostrar por qué hacen la mejor música posible para los viajes interestelares: riffs enérgicos, ritmos trepidantes y sampler con voces del espacio exterior para sacarnos de la hibernación. Son número Uno en Plutón. Una casual coincidencia: títulos en valenciano e inglés, para las canciones de dos de las mejores bandas instrumentales que se puedan escuchar por estos lares. Una oferta nada despreciable para los que buscan algo más allá de las discomóviles y el reggaeton.

Héctor Hugo Navarro

RODOLFO Y VENTURA