• © El temporal deja animales muertos y personas aisladas.-

    El temporal ha dejado tras de sí algunos problemas muy poco deseables, como son la muerte de decenas de pollos y cerdos, de dos granjas ubicadas en Torás y Altura, además de la situación de aislamiento sufrido por un hombre en Caudiel, el cual pido ser rescatado por los efectivos del parque Alto Palancia junto a bomberos forestales.

    Comunicado de prensa

    El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, se ha trasladado esta tarde hasta algunos de los puntos más afectados por el temporal de nieve y lluvias que afecta a la provincia desde el pasado jueves y conocer de primera mano el “excelente trabajo que realizan los profesionales del Consorcio Provincial de Bomberos para que los episodios de fuertes nevadas afecten lo menos posible a los municipios del interior de la provincia y se recupere cuanto antes la normalidad”.

El presidente del Gobierno Provincial ha resaltado que desde el Consorcio gestionado por la Diputación “llevamos desde el jueves con un total de 27 vehículos y con más de 200 efectivos trabajando por intentar devolverle la normalidad cuanto antes a la vida del mundo rural de Castellón afectada por una de las más intensas nevadas que hemos vivido en los últimos tiempos”.

Es por ello que Moliner ha querido agradecer a todos los efectivos del Consorcio que “trabajan de forma intensa, de día y noche, arriesgando incluso su vida, en pos del servicio público y para que la gente pueda vivir mejor atendiendo esas singularidades que hagan más cómoda la vida en este entorno de excepcionalidad extrema”.

No en vano, “poner por delante siempre las necesidades de las personas” ha sido la máxima que está moviendo este dispositivo especial coordinado por Diputación y Consorcio “a la hora de actuar en la provincia ante cualquier contratiempo producido por la ola de frío. Lo que más nos ha preocupado es atender cada caso en aquellos en los que de una forma personal la nieve dificultaba la vida con actuaciones como los rescates de personas mayores que viven en masías aisladas o abriendo caminos para que den de comer a animales de explotaciones ganaderas”.

Abierta la totalidad de las rutas asignadas

Cabe destacar que a lo largo de la jornada de hoy el despliegue activado desde el pasado jueves por el Consorcio compuesto por un total de 190 efectivos con 18 máquinas quitanieve, 9 vehículos salero, 25 vehículos auxiliares, 11 unidades de mando y coordinación además de la URM, Unidad de Rescate de Montaña y la Unidad de maquinaria pesada y logística con cinco palas cargadoras y una fresadora, ha abierto la totalidad de las rutas asignadas al Consorcio, en todos los pueblos asignados, con accesos completos y otros en lo que se incidirá para asegurar su limpieza.

Así las cosas, las prioridades han sido la limpieza de viales y aperturas de accesos y rescates de personas, bien porque estaban atrapadas en coches por la nieve, bien porque se habían quedado aisladas en masías y necesitaban ayuda por estar enfermos o por falta de víveres.

Por un lado, se ha actuado en el rescate de 15 personas aisladas en sus casas por las nevadas además de auxiliarse a 25 personas atrapadas en el coche por la nieve aunque se ha superado el centenar de actuaciones por vehículos que han requerido ayuda.

Dispositivo activado

El temporal deja animales muertos y personas aisladas

Valoración de equipo. Foto:IP

Moliner ha reseñado que “hemos vivido uno de los peores temporales que ha amenazado nuestros pueblos en los últimos tiempos por lo que debemos seguir extremando la precaución y trabajando de forma incansable para que la normalidad se recupere cuanto antes”.

Es por ello que pese a que se sumarán 50 toneladas más de sal a las 200 toneladas previstas inicialmente y la Unidad de Maquinaria pesada se reforzará mañana con más máquinas hasta alcanzar las 14. “Sin lugar a dudas, lo más importante es que aquellos castellonenses que todavía sufren las consecuencias del temporal puedan volver a la normalidad con la mayor premura posible”, ha hecho hincapié Moliner.

El temporal deja animales muertos y personas aisladas