El veneno para caracoles podría ser la causa del envenenamiento de perros y gatos

El número de casos y radio de calles y plazas en las que se ha tirado veneno en Segorbe para matar a perros y gatos, no ha parado de crecer a lo largo del día, en el que las sospechas y análisis veterinarios apuntan en principio a que los animales podrían haber sido envenenados con algún tipo de orgánofosforados, si bien esto todavía tendrá que ser confirmado con más pruebas.

Los orgánofosforados están presentes en fitosanitarios y molusquicidas, es decir  veneno para caracoles, el cual al parecer es introducido por algún desaprensivo o desaprensivos en el interior de salchichas que después abandona por parques y jardines.

Un trozo de dichas salchichas fue ingerido ayer por Blanca, una pequeña y alegre perra siempre dispuesta a dar besos y saltos y a la que su dueña tuvo que dar ayer entre lagrimas su último adiós.

Pero Blanca es solo una de las víctimas de la lista de casos provocado por las salchichas envenenadas, cuya ingesta provoca los primeros síntomas a la hora y media o dos horas de haberlas consumido, según ha podido saber InfoPalancia.

Ayer aparecieron dos gatos muertos en la calle del Monte y Obispo Canubio, una rata muerta en la calle Río Palancia, además de un perro envenenado en el parque de la Tirolina y otro en la plaza Francesc Vicent.

Hasta el medio día de hoy las clínicas veterinarias de Segorbe han atendido cinco casos de intoxicación a perros y la Policía Local de Segorbe tuvo conocimiento en la tarde de ayer de un posible envenenamiento de animales mediante la colocación de comida contaminada.

Las zonas en las que se sospecha que han tirado veneno son el parque de la calle Quijote (parque de la tirolina), plaza Francesc Vicent, alrededores de la calle Sociedad Musical, calle el Monte, Calle Romualdo Amigó y parque de la avenida Constitución.

La Policía Local de Segorbe ha lanzado un mensaje de tranquilidad, ya durante la mañana han revisado los parques para comprobar que no había restos sospechosos, en especial las zonas infantiles., si bien recomienda dar aviso a la Policía o a la Guardia Civil y no tocar cualquier sustancia dudosa, ya que el presunto producto es muy tóxico tanto por ingestión como por contacto.

La Unidad de Bienestar Animal de la Policial Local no descarta que el presunto autor pueda actuar en otras zonas. Por ello, se insta a los propietarios a que extremen las precauciones cuando saquen a sus mascotas a pasear, y se solicita la colaboración ciudadana, tranquilidad y prudencia en caso de observar comida posiblemente envenenada o cualquier otra cosa anormal.

Chelo Torrejón – Foto:Mª García Blay

RODOLFO Y VENTURA

EEl veneno para caracoles podría ser la causa del envenenamiento de perros y gatos