Gabinete provincial.-

El temporal de viento bautizado con el nombre de ‘Hortense’ se ha dejado sentir a lo largo de este viernes en toda la provincia de Castellón, dejando registros de récord como las ráfagas de 145 km/h registradas esta mañana en Vilafamés. Esto ha obligado al Consorcio Provincial de Bomberos a movilizar a todas sus bases para actuar en caso de emergencia. El diputado de Bomberos, Abel Ibáñez, ha informado que hasta las 18.30 horas se han contabilizado 33 intervenciones relacionadas con los efectos de la fuerza del aire, que ha provocado la activación de la alerta naranja en todo el interior provincial y la amarilla en todas las comarcas del litoral para este viernes.

Atendiendo a los registros de salida, gran parte de las actuaciones se han localizado en las comarcas de la Plana Baixa y el Alto Palancia. Principalmente, los servicios han consistido en la retirada de árboles caídos, con un total de 17 salidas; actuaciones ante el desprendimiento de cornisas, con seis intervenciones, y la retirada de elementos por riesgo de caída, con 10. Es el caso de los trabajos de retirada de las planchas metálicas de una azotea en Vila-real. No se ha tenido que lamentar ninguna persona herida.

Las localidades en las que se ha intervenido son Almassora, Vila-real, Borriana, Nules, Onda, Orpesa, Jérica, Caudiel, Benafer, Geldo, Sorita, Vinaròs, Cabanes, Villamalur, Zucaina, Betxí y Benassal.

Los bomberos provinciales están a la expectativa por si hubiera que actuar en el frente marítimo por la fuerza del mar, pero todo parece indicar que la virulencia de las olas se ha quedado mar adentro, tal y como indicaba la previsión meteorológica.

La preemergencia por riesgo de fuertes vientos continuará activada mañana sábado en nivel amarillo en todo el interior provincial. “El dispositivo se mantendrá en marcha al igual que hoy con todos los efectivos a la disposición de la ciudadanía”, ha indicado Ibáñez.

RODOLFO Y VENTURA