• El Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Castellón impulsa una campaña de información sobre “Almuerzos saludables para la vuelta al cole”.
  • Fruta natural, frutos secos, bocadillos con rellenos saludables son algunas de las alternativas al clásico bocadillo.
  • Los farmacéuticos insisten en explicar a los más pequeños, la importancia de lavarse las manos con agua y jabón o gel hidroalcohólico antes de la ingesta de alimentos.

Evitar ingerir alimentos como patatas chips, bollería industrial, galletas, bebidas isotónicas o zumos envasados es el objetivo de la campaña “Almuerzos saludables para la vuelta al cole” impulsada por la Vocalía de Alimentación del ICOFCS.

Con el slogan “Lleva la salud en la mochila” la campaña se promociona a través de todas las oficinas de farmacia de la provincia de la Castellón, quienes informarán a los padres y a la sociedad en general, sobre una vuelta al cole con almuerzos saludables.

Rosa Arnau, vocal de alimentación del ICOFCS, asegura que “se facilitará información sobre almuerzos saludables desde las oficinas de farmacia, para que puedan aplicarse en el día a día, dando alternativas al clásico bocadillo y siempre tratando de evitar los alimentos procesados, los zumos envasados y la bollería industrial, y haciendo hincapié en seguir una alimentación lo más sana posible, sobre todo para los niños y toda la familia”.

El conjunto de consejos aborda también los alimentos que favorecen el sistema inmunológico, para afrontar el otoño con salud y más si cabe, en la situación de pandemia en la que nos encontramos. En este sentido, Rosa Arnau, vocal de alimentación, propone “incluir en la dieta alimentos con vitamina C que aportan los cítricos y alimentos inmunoestimulantes como el brócoli, la coliflor o el repollo, los vegetales de hojas verdes, las legumbres, los alimentos fermentados y alimentos con vitamina D”.

Sobre las posibles alternativas de almuerzo, se propone la fruta fresca, entera o cortada, el bocadillo sano con un pan de calidad y alternativas de relleno como queso fresco, atún, caballa, tortilla francesa, pechuga de pollo o de pavo, salmón, aguacate, patés vegetales tipo hummus, alternativas que contienen proteínas de mejor calidad que los embutidos y otras opciones también podrían ser los frutos secos, siempre teniendo en cuenta que serían aptos para niños mayores de cinco años y consumirlos naturales y sin sal; los palitos de pan integral, la fruta deshidratada como orejones, ciruelas, pasas y chocolate con un mínimo de 70% de cacao puro.

Asimismo, Rosa Arnau, vocal de alimentación, aconseja a los padres, leer siempre las etiquetas, probar diferentes harinas como la de centeno, espelta o kamut y elegir un pan con un 70% de harina integra como alternativa al pan blanco.

En cuanto a la higiene de las manos, Arnau insiste en la higiene de los más pequeños en la importancia de lavarse las manos con agua y jabón siempre que sea posible, y en caso de no poder, aplicar gel hidroalcohólico, antes de la ingesta de los alimentos.

RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO