RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

¿Eres egoísta? Analízalo. Piensa en tus actos y busca entre ellos cuáles han sido de egoísmo.

Todos y cada uno de nosotros hemos actuado de forma egoísta en algún momento de nuestra vida.

Cuando somos niños solemos tener muchísimos actos de egoísmo. Pero, ¿Qué es ser egoísta? ¿Buscar tus estados de felicidad aunque no gusten a otros? ¿Expresar lo que uno siente aunque duela? ¿Querer lo mejor para uno mismo aunque fastidie a otros?

En mi opinión, esto no es egoísmo. Son reacciones totalmente lógicas.

Lo que no se debe hacer es intentar quedar bien, o no molestar a otros actuando en contra de tu ideología. Esto no es ser egoísta aunque te quieran convencer de que sí lo es.

Ser egoísta es no ayudar cuando puedes hacerlo. También lo es ayudar por interés. Ser egoísta es hacer daño a propósito. Es dar esperando algo a cambio o simplemente por quedar bien.

Estamos muy confundidos con este tema y es muy importante tener claro, que muchas de las cosas que nos dicen que son de ser egoísta, no lo son.

Mirar por uno mismo es imprescindible para dar lo mejor y avanzar de forma positiva. Es fundamental para vivir con alegría, estar feliz el mayor tiempo posible y afrontar cada acontecimiento con entusiasmo, además de poder disfrutar de la armonía que se necesita para caminar por la vida, haciendo de tu día a día algo maravilloso.

«No eres egoísta por ponerte en primer lugar»

Vicente Herrero