Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 han dado inicio y el entusiasmo de la delegación española ha sido de las más notorias, pues este año llega con la esperanza de superar las 22 medallas que en Barcelona 92 pudieron conseguir, enfrentándose al reto de unas condiciones climáticas y una organización a la que poco están acostumbrados los representantes de España, significando un gran obstáculo al que se han enfrentado con valentía para poner en alto el nombre del país.

Actualmente España se encuentra en el lugar 14 de las mejores delegaciones y de acuerdo con Benjamín Soto, especialista en el deporte olímpico español, se podría alcanzar incluso el puesto número 12 si los resultados continúan siendo positivos en esta y en las próximas emisiones, algo que ante la mirada del público parece complicado pues al menos para este año dos de los más grandes exponentes del olimpismo nacional, Carolina Marín y Rafa Nadal, no han podido asistir, lo que ha significado una reducción en las probabilidades de alcanzar los 22 metales.

Sin embargo, algo que es imposible negar es que España cuenta con deportistas de alto rendimiento y si bien todos poseen un gran valor dentro de sus respectivas disciplinas a nivel internacional, existen algunos que destacan entre los demás y de quienes se espera una gran participación para la temporada actual, siendo además los favoritos para actividades como apuestas deportivas en linea, desde el atletismo, baloncesto, tenis, golf, entre otros; y de quienes tanto se ha escuchado hablar en redes sociales y medios de comunicación oficiales.

Como número general se cuenta con 320 atletas de 29 deportes que han asistido a este magno evento. De estos, el judo es una de las disciplinas que se encuentran dentro de las favoritas dado que tiene entre sus filas a dos de los mejores: Alberto Gaitero, que en meses recientes se ha hecho de un bronce en el Campeonato Europeo y Ana Pérez Box, recientemente nombrada subcampeona mundial en Budapest.

Otra disciplina que ha contado con grandes participaciones es la de tiro olímpico, en la que nos representa la baenense Fátima Gálvez, reconocida campeona del mundo y de Europa en este deporte. Así también se destaca el desempeño de los equipos de waterpolo —deporte en el que España ha resaltado tanto en la categoría varonil como en la femenil—, hockey hierba, balonmano, fútbol y baloncesto, siendo estos últimos los más seguidos por los aficionados de esta competencia internacional.

Si bien esta temporada ha sido una muy poco convencional dada la falta de algunos de los más reconocidos atletas a los que todos estaban acostumbrados, también ha sido una gran oportunidad para demostrar que España es mucho más que fútbol y tenis, afianzando su lugar como uno de los más grandes exponentes del deporte a nivel internacional, colocándose incluso a la par de otras delegaciones legendarias como Estados Unidos o Francia.

Tokio 2020 ha sido la oportunidad perfecta para demostrar que, sin importar los cambios en la organización, las faltas repentinas de algunos deportistas o condiciones climáticas a las que poco están acostumbrados los españoles, son suficientes para reducir el desempeño y por el contrario, son motivos para demostrar de lo que la delegación de España es capaz.