«Essentia Oleum» un valor añadido para el restaurante La Farola

El aceite ha sido siempre una de las principales señas de identidad del municipio de Altura, donde ahora la familia Garnes Soler eleva el mismo a motivo de orgullo personal al envasar parte de producción de la cosecha familiar bajo la marca “Essentia Oleum”.

Dicho aceite es junto al resto de aceites del Alto Palancia, una marca de identidad del Restaurante La Farola de Altura, donde María y José Vicente, ofrecen en la mesa al comensal el nuevo orgullo de su familia.

Y es José Vicente, junto a sus hermanos Roberto y Encarna, quienes han querido dar vida a este nuevo producto extraído de los olivos familiares, a los que con simpatía comenta que “mi padre los mima tanto que hasta parece que les lleve café con leche para desayunar”.

Así, asesorados por el alturano consultor técnico en Olivicultura y Elaiotecnia y catador de aceite, Miguel Abad Ventura, los tres hermanos se han lanzado de cabeza a este nuevo proyecto llamado Essentia Oleum.

El aceite es de edición limitada y, además de servirse en el restaurante, también puede ser adquirido en el propio establecimiento hasta agotar existencias, ya que el mismo ha pasado todos los controles técnicos y sanitarios para su uso y comercialización.

El aceite en cuestión está elaborado con la variedad de aceituna Serrana Espadán, la cual ha sido transformada en verde obteniendo una serie de atributos que testados en un panel de cata le dan el privilegio de ser catalogado como un Aceite de Oliva Virgen Extra, el llamado oro liquido que en toda cocina gusta tener.

De esta forma el restaurante aporta un nuevo valor añadido a su carta, repleta también de otros muchos productos de proximidad y Kilómetro 0.

Chelo Torrejón – Foto:José Plasencia