Después de casi tres días de impotencia y desesperación el incendio de Montán y Caudiel ha sido estabilizado por los equipos de extinción, que esta mañana han conseguido eliminar las llamas de todo el perímetro.

Así las cosas una primera estimación de los daños apunta a que se han perdido alrededor de 400 hectáreas de monte, sobre las que actualmente se trabaje en refrescar el área para evitar la avivación del fuego.

En la jornada de ayer se intensificó el dispositivo coordinado por el Consorcio de Bomberos de Castellón en el incendio, en el que llegaron a trabajar 400 personas sin apenas descanso.

El equipo estuvo integrado por 50 dotaciones de bomberos del Consorcio, la URAF (Unidad Especial de Bomberos para Incendios Forestales), una dotación de bomberos del Ayuntamiento de Castellón, mandos, operadores de comunicaciones, Unidad Logística y brigadas de distinta tipología: helitransportadas, de Emergencia de la Generalitat, de la Diputación de Valencia, y la Brigada de Voluntarios Forestales de Fuentes de Ayódar.    También la UME ha trabajado intensamente en este dispositivo de extinción.
El incendio tuvo su origen el pasado martes en la caída de un rayo, ha arrasado ya al menos 400 hectáreas de monte adulto y de superficies regenerada naturalmente tras los grandes incendios acontecidos en el año.

Estabilizado el incendio de Montán

Despegue aéreo. Foto: José Plasencia.

La accidentada geografía del terreno ha dificultado desde el primer momento una intervención más eficaz y todavía ayer los servicios de extinción tenían que hacer frente a pie a rampas de más del 70% de desnivel y realizar «tiradas» de hasta 70 mangueras para subir el agua hasta el frente de fuego. Una inoportuna bruma, que apareció al inicio y al final de la jornada condicionó la participación de las aeronaves.

Fuentes del 112 aseguraban ayer que los flancos este (sin llama), sur y norte del incendio, presentaban una «evolución favorable», aunque seguía activo en el oeste

Un brigadista tuvo que ser atendido por los medios sanitarios tras sufrir un golpe de calor, que obligó a evacuarlo en helicóptero, mientras que otro se hizo daño con una rama en un ojo.

Componentes de una Brigada de Emergencias que volvía del incendio sufrieron un accidente con su vehículo, del que afortunadamente no hubo que lamentar consecuencias.

Estabilizado el incendio de Montán

Chelo Torrejón.