JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
ESCUELA DE DANZA
El día 22 de abril a las 12 de la noche se acabó el plazo para la presentación de las candidaturas a las elecciones locales 2019. En esta edición Altura no contará con una candidatura de Izquierda Unida.

Tras numerosas reuniones de nuestro Colectivo Local con personas cercanas a nuestro entorno político, personas que en más de una ocasión han colaborado estrechamente con nosotros, vinculadas al pueblo y pertenecientes a casi todo el tejido asociativo y cultural, nos dimos cita el día 9 de abril como última oportunidad, para crear una buena candidatura que evitase esa mayoría absoluta que planeaba sobre nuestra población y que a nadie le parece justa y equitativa.

Todos y todas coincidimos que de una u otra manera había que evitar que eso pasase, por el bien de los ciudadanos de Altura, siempre hemos creído en la participación, en el compañerismo, en lo asambleario y en pensar que entre todos se hacen mejor las cosas, y después de cuatro años participando activamente de la  política municipal con dos concejales, aún lo reafirmamos más.

Con todo esto sobre la mesa surgen los primeros problemas para confeccionar una candidatura: personas para cubrirla habían y sobraban, gente que se comprometía a colaborar como equipo también, por cierto muy importante este tema, pero la disponibilidad de todas y de todos hacía  imposible que le pudiesen dedicar su tiempo a la vida municipal tal y como lo entendemos nosotros.

El nivel de implicación cuando uno o una es concejal no es el de ir a los plenos a mirar a la persona que tienes sentada al lado para ver si levanta o no levanta el brazo, es el de implicarse con la gestión municipal tanto si estás en el gobierno como si estás en la oposición, no valen medias tintas.

La falta de disponibilidad de los militantes del Colectivo de EUPV así como la de los simpatizantes, que allí nos dimos cita para encabezar la lista en los primeros puestos, ha hecho que no nos presentemos como opción a la alcaldía y que este periodo de cuatro años que nos vienen, nos planteemos hacer una política desde la calle, desde el lugar de los ciudadanos.

El hecho de no estar dentro de las instituciones no quiere decir que nos olvidemos de ese espíritu crítico pero a la vez constructivo que nos ha caracterizado desde que empezamos hace muchísimos años a tener inquietudes por la vida pública, por la política. Seremos censores, seremos críticos y en la medida de lo posible aportaremos cuantas ideas nos dejen para que muchas cosas que no pudimos realizar y que llevábamos en nuestro programa se vean reflejadas en nuestro pueblo.

No es lo que hubiésemos deseado, nos han quedado muchas cosas por hacer y nos han aparecido nuevas e innovadoras ideas que trataremos de trasladar a las formaciones políticas que configuran el nuevo Ayuntamiento de Altura, pero las circunstancias de la vida son las que son y nadie las puede cambiar, a veces no se tiene la disponibilidad de hacer lo que uno quisiera.

Hay otros estilos pero no es el nuestro, hemos visto cómo los distintos partidos han ido prácticamente casa por casa, a la caza del concejal idóneo, hasta el punto de llegar a llamar a la misma persona los dos partidos, PP y PSOE, y esto no nos parece serio, si algo hemos aprendido con el tiempo es que para ser concejal o concejala de un ayuntamiento no hay que forzar a nadie, se hace porque a uno le nace, porque se tiene unas inquietudes, unos valores y por supuesto una dedicación y una disponibilidad.

Altura tiene verdaderos problemas económicos que parecen insalvables, pero no siempre hace falta mucho dinero para hacer cosas para las personas, detalles que hacen que la vida de la gente sea más feliz. Nos hemos dejado muchas cosas por hacer, pero al mismo tiempo creemos que nuestro paso por el ayuntamiento no ha sido en vano, siempre hemos tendido la mano a quien nos ha querido atender a la vez que hemos escuchado cuántas posiciones e ideas nos han planteado, nunca  hemos mirado el color político cuando una  idea es buena para el pueblo, y si algo hemos considerado que mejoraba la vida de las personas lo hemos aprobado.

Lo que nunca toleraremos es la mentira, el encubrimiento de la  incapacidad de hacer las cosas por no tener la valentía de reconocer un error, «tirar la basura a casa del vecino» no es lo más apropiado, se nos ha acusado de no querer «asfaltar calles», de «hacer la pinza» a los que, para unos son lo peor del mundo unas veces, y cuando van de la mano son amigos del alma. Hemos demostrado y lo haremos donde haga falta que es una gran mentira, y que justificar su falta de capacidad y de ideas de hacer cosas con argumentos victimistas es una salida muy poco elegante para cualquier político que se preste.

Hemos defendido nuestras ideas hasta el final, donde hay que hacerlo, en el pleno del ayuntamiento: Quisimos cambiar las fiestas de fecha y de lugar, tanto el PP como el PSOE se asustaron y fabricaron una encuesta/votación a medida que revocó una idea que está razonada con argumentos tanto de seguridad de las personas como de realidad turística de nuestro pueblo, y este tema es algo que siempre que Izquierda Unida nos presentemos en Altura llevaremos en el programa, pues creemos que para alguien que tiene la responsabilidad de velar por las personas,el criterio de seguridad tiene que estar por delante de cualquier otro. Podemos decir muy alto que el día que Izquierda Unida tenga posibilidad de gobierno en Altura, las fiestas se cambiaran de sitio y de fechas, hay cosas mucho más importantes que sí que hay que someter a votación y no se hacen. Por ejemplo ¿a quien le preguntó el PSOE y el PP para vender nuestra agua del Berro, descapitalizando a toda una generación que venía después?. Eso si es de calado histórico y no las fiestas que se pueden cambiar cada vez que uno quiera.

Se nos acusó de no aprobar unos presupuestos que ni tan siquiera se habían debatido, algo que nadie en ningún pueblo del mundo se pudiera imaginar, pasaba aquí en Altura, se sigue sin presentar unos presupuestos y estamos a finales de abril. Nosotros solo queríamos hablar de talleres de empleo, de remunicipalización del agua, de eliminar contratos privados externos que ya nos prestan las instituciones, y una auditoría que nos indique porqué y por quien hemos llegado a esta situación de quiebra técnica. Eso, empezar a hablar de eso, es lo que impedía al PSOE sentarnos en una mesa y al mismo tiempo iban a la puerta del PP pidiéndoles la abstención con nocturnidad y alevosía  para sacar unos presupuestos que al fin y al cabo no les interesaba aprobar, sacando rédito, una vez más, del victimismo y volviendo a sacar el tema de «la pinza» entendiendo que los ciudadanos son tontos y no saben leer las actas de los plenos o incluso verlos por el canal de you tube.

Nos quedan muchas cosas en el tintero y más que propondremos a las distintas formaciones que formen el pleno del próximo ayuntamiento, ya se lo dijimos en un pleno al alcalde, en febrero de 2018:(en la web municipal están las actas para el que las quiera leer)

«Todavía estamos a tiempo de ver qué pueblo queremos, qué pueblo necesitamos. El deporte, balonmano, baloncesto, etc., necesita de un Pabellón Polideportivo  en condiciones, el edificio del salón cultural ya no nos sirve, empezamos poniendo parches y todavía seguimos con problemas de adaptabilidad, la Banda de Música, la Escuela de Música, unas cómodas instalaciones para los más mayores son ya una necesidad, hablar de un Auditorio donde tuviese cabida todo esto y donde se pudiesen realizar conciertos en condiciones y conferencias, así como todo tipo de actos y espectáculos, es algo que deberíamos de plantearnos entre todos, y si una posibilidad pasa por la demolición completa de ese edificio y la proyección de uno de nueva planta en esa ubicación, pues que así sea, a buscar fondos y subvenciones entre todos. A los jóvenes se les dejó sin Centro Juvenil, algo que no deberíamos de perdonarles nunca a quienes decidieron hacerlo. Ahora ni Centro Juvenil ni Museo, ni Info Tourist. Tenemos una cosa híbrida que no termina de ser algo serio. La oficina de Turismo a la Plaza de la Cueva Santa, el Museo a la Hospedería de la Cartuja y los jóvenes al Centro Juvenil del Matadero, que al fin y al cabo se hizo para ellos.

A los Parajes del entorno más inmediato aún no les ha llegado la hora. Santa Barbará sigue con su fuente y sus bancos rotos, las Fontanicas, un entorno que siempre ha sido referente de todos, se le sigue demostrando poco interés, aún se sigue llevando agua en una cisterna para la fiesta del primero de mayo, en lugar de colocar una toma de agua potable, con lo poco que costaría desde el depósito municipal que tan cercano está. Al Camping Municipal también debería de llegarle su hora, la remodelación y colocación de casas de madera es algo que debería de tenerse muy en cuenta para su adaptabilidad a la demanda actual de estos lugares. En el ámbito cultural, el Museo de la Memoria es algo que urge poner en valor, por lo que representa y lo que supone la Historia de nuestro pueblo.»

Esto ha sido lo que a groso modo y sin entrar en detalles el desarrollo de nuestro paso por el ayuntamiento en estos cuatro últimos años, todo lo que aquí se dice se puede comprobar en las actas de los plenos que están publicadas en la web y eso sí queda para la historia.

Este era nuestro compromiso, nuestro programa:

La foto del programa nos la hicimos en el Navajo del Campillo, un guiño a nuestros compañeros de la Asociación El Cantal.

  • Se han realizado plenos sobre el «estado del municipio» pero muy lejos de la Asamblea ciudadana abierta que nosotros proponemos.
  • Se arrancó el compromiso de comunicar a la Sindicatura de Comptes la posibilidad de hacer un diagnóstico financiero, aún no ha llegado, esperemos que algún día llegará´.
  • Se realizó un Plan de Saneamiento y Austeridad que ya el primer año no se cumplía.
  • Se recuperó el antiguo trazado de la Vía Minera en la Glorieta, ya solo falta desenterrar el puente que sigue sepultado a la altura de la Gravera
  • Propusimos el cambio de las fiestas y de la plaza de toros, así como una serie de ajustes en las fiestas.
  • Propusimos, ya el primer año, el cambio de la Info Tourist al local de la plaza de la  Cueva Santa  a raíz de una subvención y no se hizo. Al final parece ser se ha pensado mejor y se va a cambiar.
  • Se recordará la representación de Altura en la Junta Rectora de la Calderona, nunca se nos ha tenido más en cuenta. (proyecto Senda Cartujas, desvío Gr-10 por la Cueva santa, arreglo de fuentes, etc.) Algunos proyectos en fase de estudio.
  • Se ha vuelto a potenciar la importancia del Consejo Escolar Municipal, sigue quedando pendiente el Consejo Comarcal Escolar
  • Servicio de ayuda a domicilio para personas dependientes.
  • Calendario de actividades de todas las Asociaciones.
  • Semana de la Mujer.

Ha quedado mucho por hacer, en Cultura, en Deportes, Juventud, Patrimonio, etc. Una de las cosas que más nos duele y de la que avisamos en el primer año es la prácticamente desaparición por falta de interés de uno de los proyectos más ilusionantes y que más aceptación tenia entre la población, el Museo de la Memoria, la falta de interés por la Cartuja de Valldecrist ha sido evidentecon una limpieza de matorrales en cuatro años, prácticamente se han dado por satisfechos.

Solo nos queda desearles suerte a la nueva corporación municipal que saldrá de las urnas el próximo día 26 de mayo. Que cada uno vote lo que más se aproxime a las ideas y a las propuestas que defiende, nosotros ya lo dijimos cuando hicimos la presentación de la candidatura hace cuatro años,Esperemos que nuestros votantes, la gente que depositó la confianza en nosotros, no se haya sentido defraudada porque si de algo estoy seguro es de que, tanto los concejales que hemos pasado por el ayuntamiento, Manuel Ibáñez,  Elena Cáceres y Pepe Blasco, como el resto del colectivo y cuantas personas anónimas nos han ayudado, hemos trabajado con todo el entusiasmo que nos permitia el tiempo que disponíamos, sin otro interés que el de mejorar la vida de las personas y el de hacer un pueblo más sano, más bonito y más adaptado con el que  hacer feliz a la gente.

Manuel Ibáñez Arnau – Coordinador Local EUPV-Altura