En la tarde de ayer, 23 de junio, a sus 89 años de edad, fallecía en la ciudad de Granada el que fue alcalde de Navajas, Rafael Gurrea Romero. Navajero de nacimiento, siempre llevó a su población en el corazón, pero su dedicación profesional le llevó a desarrollar su etapa laboral principalmente en la ciudad de Granada, donde creó una familia que lo retuvo hasta su jubilación.

Ya jubilado, regresó a su pueblo natal, Navajas, y en el año 1995 fue elegido alcalde por el Partido Popular, labor que desarrolló durante cuatro años con honradez, trabajo y completa dedicación. Según comentó Rafael en alguna ocasión, se propuso trabajar por y para Navajas, velando por los intereses de todos, sentando las bases para conseguir un futuro más prometedor para las nuevas generaciones. Para él fue una gran satisfacción haber formado parte de las aspiraciones de futuro de la población.

La puesta en marcha del Camping Municipal dotándolo de una piscina necesaria para su funcionamiento, la construcción del actual depósito de agua potable más elevado que el anterior, el nuevo acceso a la población por encima de la vía del tren y la puesta en marcha y desarrollo de los nuevos viales dispuestos en las Normas Subsidiarias municipales, son las obras más destacadas que se realizaron durante su mandato y que fueron el inicio de la actual expansión urbanística de la población.

Destacar también que en octubre de 1996 se aprobó en el pleno que Gurrea presidía, la Bandera Municipal que hoy todos reconocemos, en base al decreto que regula los símbolos, tratamientos y honores de las entidades locales de la Comunidad Valenciana. Fue el artífice de la creación en 1977 del Auditorio Natural del Salto de la Novia, en el que tantas noches interesantes de música se pudo disfrutar, así como de la limpieza del Paraje Natural.

Tenía como norte un profundo amor a la Virgen de la Luz y un enorme cariño a su pueblo de nacimiento, en el que reposarán sus cenizas a partir de ahora.

Fallece el ex alcalde de Navajas

Vicente Plantado.