El Rey Felipe VI junto a los premiados. Foto: InfoPalancia.

El Rey Felipe VI junto a los premiados. Foto: InfoPalancia.

Tener un libro entre las manos es uno de los mayores placeres que el descubrimiento de la imprenta ha permitido al ser humano, que de esta forma puede descubrir nuevos mundos, vivir otras vidas, alcanzar logros, sentir lo indescriptible e incluso formar parte o codearse con la realeza.

El propio Rey de España, Felipe VI, ha entregado hoy el Premio Nacional al Fomento de la Cultura que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes concede anualmente al coordinador del Bibliobús de la Diputación de Castellón, Valentín Salvador, por acercar la lectura a los pequeños pueblos de interior de las comarcas del Alto Palancia y Alto Mijares.

El premio ha sido concedido a la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (ACLEBIM) por realizar la labor dura pero gratificante de recorrer las carreteras españolas para llevar la lectura allí donde no exista una biblioteca fija”.

La Diputación de Castellón fomenta la lectura en las zonas del interior de la provincia a través del servicio de biblioteca móvil, ‘Bibliobús’, que ha superado ya los 10.000 préstamos de libros. La institución presta este servicio en 25 municipios de las comarcas de Els Ports y el Alto Palancia como parte de su compromiso por vertebrar el territorio provincial y promover la igualdad de recursos y oportunidades, en este caso culturales, entre todos los castellonenses.

El diputado de Publicaciones, José Pons, ha puesto en valor el trabajo que realizan los técnicos del servicio pues “las cifras de actividad ponen de manifiesto que con su trabajo fomentan la lectura entre jóvenes y mayores de las zonas rurales. De hecho, mantienen un índice lector superior al de la mayoría de bibliotecas estables de la provincia, lo cual quiere decir que estamos contribuyendo a la igualdad en el acceso a la cultura para todos los ciudadanos de la provincia, independientemente de su lugar de residencia”.

El Bibliobús de la Diputación de Castellón viene funcionando ininterrumpidamente desde hace 27 años. A pesar de que su creación se remonta al año 1979, funcionó entonces durante cuatro años para retomarse más tarde como servicio ininterrumpido en 1987.

 Trayectoria histórica

En sus 27 años de servicio ininterrumpido, el Bibliobús ha ido evolucionando hasta llegar a ser el que hoy conocemos. De hecho, en 1999 la Diputación de Castellón decidió ponerse a la vanguardia de los servicios móviles nacionales adquiriendo un nuevo vehículo en sustitución del primero que ya contaba con 20 años de antigüedad y muchos kilómetros.

Tal y como explica Folgado, “si bien este nuevo bibliobús no era de los más grandes, sí era el adecuado para moverse por las sinuosas carreteras del interior de nuestra provincia y ofrecer un servicio de calidad acorde con la demanda cultural del momento”.

En la actualidad, después de 27 años de servicio ininterrumpido, la biblioteca móvil sigue acercándose a 25 poblaciones de la provincia con 7.003 habitantes que, de no ser de ese modo, difícilmente podrían disfrutar de una oferta bibliotecaria en continua actualización, además de revistas de divulgación de diferentes temáticas, música y otros servicios.

 Chelo Torrejón/Alto Palancia