Un ambiente alegre, un calor sofocante y un colorido y jugoso trasfondo es lo que define la Feria de la Cereza celebrada hoy en el municipio de Caudiel, hasta donde se han acercado varios autobuses de viajeros para disfrutar la fiesta.

Los visitantes eran obsequiados al llegar a la feria con una pequeña bolsa de cerezas, de las que había numerosos puestos de venta por todo el pueblo, conocido en los mercados agrícolas por la cantidad y calidad de sus cerezas.

A media mañana ha tenido lugar la celebración de una visita guiada a la Iglesia del Convento, donde también ha podio ser visitado el llamado Camarín de la Virgen, una de las joyas barrocas más impresionantes y desconocidas de nuestra comarca.

La masiva afluencia de publico registrada en la feria, celebrada en la plaza España de Caudiel, alcanzó su punto álgido sobre las dos de la tarde, momento éste en el que un buen número de voluntarios del pueblo comenzó a repartir entre el público unas dos mil quinientas raciones de olla.

Feria de la Cereza 2015

Stand de la feria. Foto: M.L.

La calórica comida, a juego con el caluroso y soleado día acontecido ayer, fue cocinada a la antigua usanza en casi medio centenar de grades calderos de cobre en el patio de las escuelas de la localidad. El guiso fue cocinado por otro grupo de voluntarios del pueblo.

Para rebajar la comida nada mejor que participar en el desfile de Samba que está previsto que celebre la Escuela de Luna Maluka. Por la noche habrá discomóvil y mañana una exhibición jotera y una obra de teatro, dado que la Feria de la Cereza no concluirá hasta mañana a ultima hora de la tarde.

El cultivo de la cereza en Caudiel ha sido durante décadas la más importante fuente de ingresos de la localidad, si bien el abandono de las explotaciones agrícolas por el minifundismo, han relegado su producción a una fuente complementaria de la economía familiar.

La celebración también se vio animada con la instalación de un pequeño mercado de exposición y venta de artesanía y productos autóctonos de la tierra, como el aceite, la miel, los quesos, mermeladas y   olivas, entre otros.

El mercado, en el que se instalaron alrededor de medio centenar de puestos, también tuvo un espacio dedicado a las asociaciones locales, la educación permanente de adultos y un stand promocional de los atractivos de la localidad.

El municipio dedica más de 400 hectáreas al cultivo de la cereza en sus distintas variedades, entre las que las más tempranas son llamadas del catorce de julio.

Feria de la Cereza 2015

Chelo Torrejón.

[useful_banner_manager banners=20 count=1]