Las Bailas. Foto: J.Plasencia.

Las Bailas. Foto: J.Plasencia.

Con la mirada en el cielo y la plegaria en los labios pasaron el sábado los vecinos de Almedíjar, que ayer vieron compensada su inquietud con una espléndida y soleada jornada para lo que fue el segundo día de celebración de la XVII Feria de Recuperación de Oficios Artesanos acontecida en la población a lo largo del fin de semana.

Y es que la población se ha convertido este fin de semana en una especie de museo etnográfico viviente, al que se han acercado más de tres mil personas de diversos puntos de las provincias de Castellón y Valencia.

Celebrada la XVII Feria de Recuperación de Oficios Artesanos

Los organizadores de la Feria de Recuperación de Oficios Artesanos, en la que se vuelca toda la población, intentan todos los años sorprender al visitante con nuevas actividades y demostraciones, entre las que este año han destacado el ordeño de ovejas realizado ayer en la Replaceta, Las Bailas y el taller de instrumentos de caña realizados en la plaza de la Iglesia y las visitas guiadas a la Bodega Alcovi celebradas a lo largo del fin de semana.

La feria, que concluyó ayer, se convierte en una nostálgica visión y en un gran escaparate de los tradicionales oficios artesanos que antiguamente se practicaban en la localidad, tales como la fabricación de paneras (grandes cestas) de mimbre, llata o esparto.

Feria de Recuperación de Oficios

Puesto de las Bodegas Alcovi. Foto: José Plasencia.

Así las cosas, los vecinos de Almedíjar, igual que antaño, volvieron a practicar las viejas artesanías realizadas durante siglos al amparo de la Sierra Espadán, de la que siempre han obtenido la materia prima para realizar sus trabajos.

Construyendo una carbonera. Foto:José Plasencia.

Construyendo una carbonera. Foto:José Plasencia.

Además la feria es un importante referente turísitico para la población y para el resto de municipios de la comarca del Alto Palancia, que con este tipo de actividades asentadas en su pasado, intentan ofrecer al visitante una parte de sí mismos y un aliciente distinto para visitarlos.

Chelo Torrejón.