El nombre de Fernando Herrero ha estado siempre ligado al mundo del arte, y no solo por las interesantes muestras que suele exponer en el restaurante Ambigú que regenta – que también-, sino porque es un estupendo fotógrafo y maestro en el manejo del Photoshop, que acaba de conseguir el primer premio de la VI Liga de la Federación Levantina de Fotografía 2020-2021.

El premio, que por otro lado es uno de los más prestigiosos y codiciados de la Comunitat Valenciana, es bastante complejo de conseguir, ya que para ello el autor tiene que enviar durante 7 meses a una especie de secciones del certamen una foto sobre un determinado tema preestablecido y acumular en ese tiempo la máxima  puntuación.

Y es que mensualmente un jurado compuesto por 5 profesionales de la fotografía puntúa, del 1 al 6, cada foto, cada una de las fotos participantes en la mensualidad, de tal forma que el día 25 de cada mes salen los resultados, conformándose así la clasificación de cada mes.

Los puntos que se obtienen al mes siguiente se van sumando, hasta alcanzar los 7 meses y la suma de las 7 puntuaciones es la que da el resultado final.

La liga, en la que han participado 218 aficionados a la fotografía que representaban a 18 Agrupaciones Fotográficas de la Comunidad Valenciana – Fernando representaba a la de Segorbe- ha supuesto un gran reto para Herrero “Desde el primer mes hemos estado siempre en el grupo de arriba, y faltando la última entrega me coloqué segundo a 1 punto del primero. La última entrega era Fauna y obtuve 30 puntos, la máxima puntuación, con la foto del jilguero, consiguiendo finalmente ser el I clasificado”, asegura.

Chelo Torrejón 

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA