Más de mil quinientas mujeres ataviadas con el típico traje de segorbina participaron ayer en la ofrenda floral a la Virgen de la Cueva Santa, cuya festividad es celebrada hoy por los segorbinos con un apretado programa de actos.

La Reina y Fallera Mayor de Segorbe y Torrent. Foto: A.M.

La Reina y Fallera Mayor de Segorbe y Torrent. Foto: A.M.

Retablo de la Virgen. Foto:A.M.

Retablo de la Virgen. Foto:A.M.

La Virgen de la Cueva Santa, patrona de la ciudad y de la diócesis Segorbe Castellón, es venerada con gran devoción por los segorbinos, que desde tiempos inmemoriales han recurrido a esta virgen para invocar la lluvia.

Flores para la Blanca Paloma.

Directivas de ASAC . Foto:Ana Monleón.

Quizá por ello la amenaza de lluvia que a lo largo de la semana se ha cernido muchos días sobre los festejos segorbinos se hizo realidad, aunque lo hizo por la noche dejando que cientos de mujeres y decenas de asociaciones y peñas salieran en la ofrenda, como son la Asociación de Afectados del Cáncer de Segorbe, la Asociación de Caballistas, el Centro Aragonés, las Doncellas Segorbinas, Cruz Roja Fray Luis Amigó y las Peñas Desacato, Guitón y Pellorfa, entre otras.

La ofrenda, organizada por la Comisión de Fiestas,  se desarrolló bajo la atenta mirada del obispo de la diócesis Segorbe-Castellón, Casimiro López, quien compartió asiento con las autoridades locales en el palco presidencial que habitualmente el Ayuntamiento instala frente al retablo de la Virgen en la plaza de la Cueva Santa, donde los componentes de la Comisión de Toros fueron recogiendo los ramos de las mujeres y niñas que iban llegando.

Desfile hacía la Virgen. Foto:A.Monleón

Desfile hacía la Virgen. Foto:A.Monleón

Como suele ser habitual las Reinas Mayor e Infantil, Ana Torres Royo y Zara Soler Bonillo, ofrecieron ayer sus ramos a la Virgen y le dedicaron unas palabras de respeto y exaltación, lo que emocionó a las dos reinas y a los cientos de mujeres que desfilaron delante de ellas.    La Reina Mayor, acompañada por el concejal de fiestas, Kike Mañez, llego a la plaza de la Cueva Santa acompañada por la Falelra Mayor de Torrent y el president de la falla.

Peña El Descato. Foto:Ana Monleón.

Peña El Descato. Foto:Ana Monleón.

La oblación a la Virgen de la Cueva Santa, conocida también con el nombre de Blanca Palomar, atrae anualmente a cientos de mujeres de las provincias de Castellón y Valencia, que invariablemente cambian sus ropas por el típico traje de segorbina con el que la tradición manda que hay que salir ataviada a la ofrenda.

La imagen de la Virgen en cuidada y arreglada durante todo el año por la Asociación de Doncellas Segorbinas en la Iglesia del Seminario, de la que la pequeña imagen de la Virgen sólo sale en estas fechas.

Flores para la Blanca Paloma

Chelo Torrejón.