Fundación Bancaja reparte 9.000 € en ayudas para estudiantes

JOYERIA ROYO
RODOLFO Y VENTURA
La Comisión Delegada de Segorbe de la Fundación Bancaja ha entregado esta mañana cuatro ayudas, por un valor global de 9.000 euros, del programa  de Becas de Movilidad 2018 y de la Ayuda a la Investigación 2018.

Los afortunados han sido Ángela Mínguez Gómez, María Orduña Simón, Judit Gil Martí  y Santiago Díaz Santamaría, a los que esta mañana el presidente de la Comisión Delegada, Vicente Hervás, ha entregado las ayudas en al sede central de la institución segorbina.

Santiago Díaz y Ángela Mínguez, han agradecido públicamente y en nombre de sus otros dos compañeros premiados la “labor que hace la Fundación , porque al estudiar en el extranjero son muy necesarias las ayudas” y también porque “todo proceso de investigación tiene consustancialmente una serie de dificultades que el investigador debe solventar y económicamente es necesaria y muy loable la labor de instituciones como la Fundación”.

Por su parte Vicente Hervás, aseguró que dicho respaldo “forma parte de nuestra obligación y este año la Fundación ha invertido 74.000 euros en actuaciones de ayuda social y cultural”.

Así se han concedido tres ayudas de 2.000 euros cada una a las estudiantes Ángela Mínguez Gómez, para realizar tercer y cuarto año de la carrera International Business de la Universidad de Valencia en la Hochschule Bremen (Alemania); a María Orduña Simón, que realizará el tercer curso de la carrera de Traducción y Mediación Interlingüística de la Universidad de Valencia en la Université de Nice-Sophia Antipolis (Francia); y a Judit Gil Martí, que realizará el tercer curso del Grado de lenguas modernas y sus literaturas de la Universidad de Valencia en la Alma Mater Studiorum Università di Bologna (Italia).

Por otra parte, el programa de ayuda a la investigación ha permitido conceder una beca de 3.000 euros a Santiago Díaz Santamaría, por su proyecto de tesis en el área de pedagogía “La intervención psicopedagógica asumida como campo integrador de la convergencia didáctica-terapéutica musical para la mejora cognitiva y de inclusión social de personas con DCA”.

Chelo Torrejón – Foto:Ch.T