La actualidad comarcal que diariamente te hace saber InfoPalancia abarca cada vez nuevos aspectos y amplios objetivos, como los incluidos hace algunos días sobre el cuidado de tus mascotas y a los que ahora suma los consejos sobre tu higiene y cuidado dental que nos ofrece una de las mejores profesionales del sector, la odontóloga Ana Sobrino.

  • ¿Debo reponer los dientes que me faltan?

Muchas personas ignoran que la pérdida de piezas dentales va más allá de un problema estético por lo que no se le presta la importancia que realmente merece.

Una de las cosas que tenemos que tener presente cuando perdemos un diente, no solamente estamos ante una situación que afecta a la estética y funcionalidad de la boca del paciente, si no que también hay que destacar que es posible la movilidad del resto de los dientes por lo que estaremos hablando de un desajuste tanto a nivel funcional como oclusal.

Las causas más frecuentes de pérdida de dientes son:

  • fracturas, por traumatismos o en dientes muy restaurados o desvitalizados
  • destrucción irreparable de la corona dental debida a caries dental
  • problemas con las encías, problemas periodontales

De este modo podemos afirmar que la pérdida de un diente es el inicio del deterioro del resto de piezas dentales y de ahí la importancia de solucionar el problema cuanto antes.

Higiene y cuidado dental

Ana Sobrino con un paciente. Foto:J.Plasencia.

Debemos tener presente, que ante la pérdida o ausencia de una pieza dental, se verá afectada:

  • Estética

La ausencia de piezas dentales no solo altera la estética por el espacio negro que crea sino porque provocará el hundimiento de labios y mejillas (aspecto envejecido) y el movimiento de los dientes adyacentes (cuando se pierde una pieza dental, los dientes vecinos se mueven inclinándose y extruyéndose)

  • Masticación y fonación

Los dientes encargados de la masticación son los molares y premolares mientras que los encargados de la fonación son los incisivos.

En ausencia de muelas la masticación pasará a realizarse con los incisivos. Esto producirá, no solo un desgaste excesivo del sector anterior y por lo tanto un mal pronóstico de estos dientes, sino también una mala trituración de los alimentos que podrá comportar la aparición de patología gástrica. Es habitual la aparición de alteraciones digestivas e incluso úlceras gástricas por el paso de alimentos al estómago sin haber sido correctamente triturados debido a la ausencia de molares.

  • Estabilización del hueso y dientes adyacentes

Cuando se pierde un diente, los vecinos se inclinarán hacia el espacio vacío y los dientes antagonistas se extruirán. Y es que ante la ausencia de un diente, los circundantes comienzan a desplazarse de su lugar de forma indeseada, lo que genera amplios espacios interdentales y fomenta la aparición de caries por la acumulación de restos alimentarios y placa.

Del mismo modo que se produce este movimiento de los dientes vecinos, cuando se pierde un diente, el hueso que lo sostenía también desaparece poco a poco.

En conclusión, no solo es importante reponer los dientes vecinos para mantener la estética y la función masticatoria y fonadora sino que además es importante hacerlo lo antes posible, evitando la pérdida ósea y los movimientos dentales que se producen después de la pérdida dental y que dificultarán e incluso impedirán la rehabilitación posterior.

Los niños deben cuidar su boca. Foto:J.P.

Los niños deben cuidar su boca. Foto:J.P.

Básicamente hay tres maneras de reponer los dientes perdidos, mediante prótesis removibles, mediante puentes o mediante implantes.

  1. Prótesis removibles. Las prótesis removibles normalmente están indicadas para casos de ausencias múltiples, es decir, cuando se ha perdido gran parte o la totalidad de los dientes. Esta prótesis puede y debe ser retirada después de cada comida con el fin de realizar una correcta higiene. Son tratamientos bastante económicos y no necesariamente incómodos o antiestéticos como pensamos en general.

  2. Puentes fijos. Los puentes fijos son un tipo de prótesis permanente, que el paciente no puede retirar. Es necesario disponer de dientes a ambos lados del espacio que queremos reponer, son los llamados dientes pilares. El puente es una estructura única que engloba las coronas o fundas en los dientes pilares, unidas a las coronas que sustituirán los dientes perdidos. El puente habitualmente se realiza con una base de metal o circonio que queda cubierto por porcelana, pero en zonas estéticas también puede realizarse únicamente de porcelana

  3. Implantes. Los implantes dentales son aditamentos de titanio que actúan como raíces dentales. Se integran por completo en el hueso conviviendo de manera totalmente natural con el resto de tejidos de la boca. Los implantes son los encargados dar soporte a los nuevos dientes artificiales, los cuales podrán ir atornillados al implante o bien ser removibles. Para sustituir un solo diente ausente, colocaremos un implante unitario. El implante actúa a modo de raíz artificial y sobre él irá una corona.Cuando la ausencia de dientes es completa, es decir que no queda ningún diente, habrá 3 opciones diferentes para la rehabilitación con implantes:

  • Prótesis fija metal-cerámica sobre implantes. Se necesitarán entre 6 y 8 implantes. Las coronas o fundas irán unidas entre sí y atornilladas a estos implantes.

  • Sobredentadura sobre implantes. Se trata de una prótesis removible, es decir que puede ser retirada por el propio paciente, pero que una vez colocada sobre los implantes actúa como si fuera fija (la prótesis no se mueve en absoluto). El material con el cual esta confeccionada es metal-resina o resina únicamente.

  • Prótesis híbrida sobre implantes. Llamada así por ser una fusión de las dos opciones anteriores, es decir, por ser fija, no retirable por el paciente (como la opción 1) y realizada con metal-resina (como la opción 2).

    Higiene y cuidado dental

    Odontóloga. Col: 12002706

Ana Sobrino.