Ayer, en el Museo Etnológico de Gaibiel, en un acto sencillo y bien organizado, se celebró, ante medio centenar de asistentes y con la presencia de la alcaldesa del municipio, la entrega de premios que cerraba la exitosa primera edición del Certamen Villa de Gaibiel del que resultó vencedor José Ángel Planillo.

Hace unos meses la Asociación de Amigos de Gaibiel, aprovechando la difícil coyuntura impuesta por Covid se propuso hacer de la necesidad virtud, y ante las pocas opciones culturales que podían explorarse sin salirse de lo recomendable o de la legalidad vigente, lanzó a sus vecinos el siempre interesante reto de la escritura. Las redes sociales se encargaron de propagar el I Certamen Villa de Gaibiel entre los propios gabielanos, los a priori “naturales” receptores del certamen, pues, como se señalaba en sus bases, la temática debía girar en torno a la Villa de Gaibiel y su término municipal. A pesar de que el municipio debía ser el protagonista de los textos, escritores y “cazaconcursos” de toda España e incluso de Latinoamérica no se privaron de presentar también sus trabajos, algo que aunque parezca sorprendente es bastante común en la competencia por los premios literarios sobre todo desde la irrupción de las redes sociales y de la posibilidad del correo electrónico. El jurado, que recibió las obras de manera anónima, tuvo que enfrentarse finalmente a 32 textos, la mitad de los cuales fueron presentados por autores de Gaibiel o de la comarca del Alto Palancia.

Tras descubrirse los ganadores, podría decirse que los premios se han quedado en casa. En ningún caso más claramente que en el del gabielano Elías Miguel Pascual, merecedor del segundo premio con el relato “Mi escuela”, un emotivo texto que recrea aquella escuela segregada por sexos de la posguerra, en muchos casos tristemente desaparecidas por el despoblamiento que, en el caso de Gaibiel, tuvo como maestro a don Francisco Igual, recordaba Elías. Otro gabielano de adopción, pero no menos integrado en la población, José Belenguer, se alzó con el tercer premio del concurso con “El último verano” un relato para viajar también a la infancia del autor, esta vez la de un veraneante en el Gaibiel de los años 70. Finalmente, María Carmen Pérez, presidenta del jurado, dio a conocer el relato ganador del Certamen, “La misteriosa entrega” del autor afincado en Segorbe José Ángel Planillo. Planillo, de 44 años, dinamizador cultural, investigador de la Historia de la comarca y habitual colaborador en prensa local, se llevó el máximo reconocimiento del jurado con una interesante trama histórica situada en el siglo XVI. Si bien el vencedor pertenecía al grupo de autores foráneos, reconocía en su breve intervención su vinculación a la comarca y su conocimiento de la misma y del propio municipio, algo que, junto a su buena prosa, ha sido fundamental para hacerse con el primer premio, según afirmaba la presidenta del jurado, la profesora gabielana de Lengua y Literatura Castellana, María Carmen Pérez, quien en su acertada intervención destacó también, además del sorprendente éxito de participación de la convocatoria, la calidad de los relatos recibidos. Para seguir felicitándonos con la iniciativa, Gema Roig, presidenta de la Asociación de Amigos de Gaibiel anunciaba la voluntad de seguir con nuevas ediciones del certamen en el futuro, así como la de editar una publicación con

una selección de los relatos recibidos que verá la luz a principios del próximo verano, otra buena noticia que dará la posibilidad al público, sobre todo a los vecinos de Gaibiel, de leer historias de la villa desde múltiples perspectivas, todas interesantes, como afirmaba Roig. Enhorabuena a la Asociación y larga vida al Certamen Villa de Gaibiel que viene a reforzar la presencia de la literatura, y por tanto de la lectura, en la comarca.

Héctor Hugo Navarro – Foto:José Plasencia