«Hoy es un día especial» por Antonio Cruzans

Aunque todo parece normal, como cualquier otro día, como cualquier viernes sin más, hoy se respira algo especial en las calles de Castellnovo. Tal vez sea por el evidente nerviosismo que descubrimos en las niñas y niños, más habladores e inquietos de lo natural en ellos; igual en la frenética y misteriosa actividad de los adolescentes, quienes disimulan a duras penas algún secreto; puede que se deduzca del brillo extraño que aparece en los ojos de madres y padres, como de ilusión, como de sueño a punto de cumplirse, o, quizá, en los rostros de complaciente sonrisa de las abuelas y abuelos como de quien esconde una agradable certidumbre… No sabría decirlo, pero hoy, viernes 5 de enero de 2018, el aire llega cargado de una inexplicable energía…

Sin embargo, lo más seguro es que todo esto se deba a que hoy, sí, hoy, ¡llegan los Reyes Magos a nuestro pueblo! Y la Agrupación Cultural Memfis, encargada de prepararles la recepción, está organizando todos los actos, pues quieren que todo salga a la perfección.

Así, para que la espera se haga menos larga, a las 17:30, en el Salón Cultural, un mago llamado Raúl Quintana nos dejará a todos, pequeños y grandes, con las bocas abiertas cuando despliegue sus juegos mágicos, sus facultades de ilusionista o sus misteriosas dotes de mentalista, y, en cuanto concluya su actuación, iremos corriendo hasta la entrada del pueblo porque, alrededor de las 19 horas, llegarán las calesas tiradas por los mejores caballos de la localidad, primorosamente enjaezados tanto las unas como los otros, que habrán ido a recoger a Sus Majestades para pasearlos por las calles del pueblo y puedan ser vistos y ensalzados por los vecinos, seguidos por su corte de pajes con antorchas y la banda de música alegrando la comitiva, la cual concluirá en el mismo Salón Cultural, donde se habrán dispuesto tres magníficos tronos desde los que, Melchor, Gaspar y Baltasar, nos dirigirán algunas palabras que siempre están llenas de concordia, amistad y amor al prójimo y, sobre todo, querrán que reflexionemos sobre aquellas niñas y aquellos niños que sufren a causa de las guerras, o por el hambre, o por la injusticia de gente mayor intolerante y egoísta, y que no tienen tanta suerte como nosotros y no podrán disfrutar de ningún juguete. Posteriormente, todos los niños y niñas podrán acercarse a ellos y hablar personalmente con los Reyes, quienes les harán entrega de algunos pequeños detalles, un aperitivo nada más de lo que durante la noche irán dejándoles en sus balcones, ventanas, chimeneas, al lado del Belén o debajo del Árbol, porque la tradición dice que, esta noche, las niñas y niños deben irse prontito a la cama para dejar que los Reyes Magos realicen perfectamente su trabajo.

Por eso hoy, aunque todo parece normal, como cualquier otro día, como cualquier viernes sin más, en Castellnovo se respira la fascinación de la inocencia que todavía nos da esperanza.

Feliz Noche de Reyes.

«Hoy es un día especial» por Antonio Cruzans