© II Semana de la Mujer en Castellnovo .-

Si cuando éramos pequeños veíamos el siglo XXI como algo lejano ubicado en la nebulosa de la ciencia ficción, donde las máquinas realizarían todos los trabajos para permitir a los humanos vivir plenamente, donde la comunión con la naturaleza resultaría algo natural, donde las vacaciones consistirían en apasionantes viajes interplanetarios y donde las desigualdades de cualquier tipo serían temas de novelas ancladas en el pasado, ahora, en pleno siglo XXI, la realidad nos ha hecho despertar bruscamente de nuestros sueños, pues no solamente todo sigue igual sino, incluso, peor que antes: las máquinas han venido para dejar a la gente sin trabajo, y sin ingresos, el deterioro del medio ambiente es una pútrida realidad que proporciona grandes beneficios a las multinacionales, las vacaciones en colmenas playeras son estresantes y nada apasionadas y, encima, tenemos que aguantar el renacer del culto a la raza y al macho liderado por personajes que, si no fuera porque son capaces de provocar mucho dolor, darían risa e, incluso, pena.

Un ejemplo los tenemos en el tipo ese que algunos más tontos que él votaron para representarles como eurodiputado de Polonia en la Unión Europea, el cual justifica que las mujeres deben cobrar menos que los hombres con razonamientos tan patéticos como el de que ellas son más débiles, más pequeñas y menos inteligentes por no aparecer en los primeros puestos de las clasificaciones olímpicas o del ajedrez mundial… y el pobre hombre se olvida que la única persona que ha conseguido dos Premios Nobel en ciencias, uno en Química (1903) y otro en Física (1911), en el mundo fue María Salomea Sklodowska, más conocida por su nombre de casada, claro, como no, Marie Curie… sí, una mujer y encima nacida en Varsovia en 1867, es decir, polaca… Entonces, según sus “razonamientos”, ¿qué debemos pensar sobre los hombres de ese país?…

Pues porque nada, lamentablemente, parece haber cambiado, debemos continuar con la saludable costumbre de celebrar esos días dedicados a los colectivos receptores de los daños producidos por la estupidez humana y uno de ellos, y el más grande, es el género femenino… Y qué lamentable y triste es ver como por causa del pánico de unos tipos, porque no los considero merecedores de ser denominados hombres, atacados por un inmenso complejo de inferioridad, se niegan a considerar como se debe a las que ellos desean ver como objetos, despreciando así, en primer lugar, a sus propias madres.

Por todo ello, el Ayuntamiento de Castellnovo ha decidido celebrar la II Semana de la Mujer con las siguientes actividades:

Miércoles 8 de marzo: Día de la Mujer, se dará lectura al “Manifiesto 8 de marzo: construyendo igualdad”, a las 19 horas y en el Hogar del Jubilado, donde, un poco después, tendrá lugar un Recital de poesía “Se dice poeta”, don la participación de Ángela Martínez y Alicia López y la colaboración de El Olmo Club de Lectura de Castellnovo.

Jueves 9 de marzo. A las 19 horas se dará apertura a una exposición de arte y reflexión: “Nacer mujer”, a cargo de Casandra Bolumar, en el Salón Cultural. Los horarios de dicha exposición serán de 19 a 21 horas el jueves 9 y de 17 a 19 horas el viernes 10.

Viernes 10 de marzo. A las 22 horas, Concierto “Música en femenino”, a cargo de la Sociedad Artístico Musical de Castellnovo.

Seguramente estos actos sean simples gotas en la inmensidad de un océano, pero cuando se trata de trabajar por conseguir lo que es justo, hasta la más pequeña gota es importante.

II Semana de la Mujer en Castellnovo

Ancrugón