El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, ha ofrecido a los ciento treinta y cinco alcaldes recién electos en nuestra provincia la colaboración y apoyo de la institución provincial para el desarrollo de sus funciones.

Moliner ofrece a los nuevos cargos «la leal colaboración del gobierno de la provincia en su gestión diaria con el fin de sumar sinergias al servicio del progreso de la provincia de Castellón y, especialmente, garantizar la prestación de servicios en el mundo rural. Es momento de dejar de lado los colores políticos y empezar a sumar por y para una tierra mejor y con más oportunidades, que al fin y al cabo es el propósito que nos une a todos los servidores públicos».

«Desde el mismo sábado tendimos la mano a todas las nuevas corporaciones municipales para ayudarles a mejorar la vida de nuestra gente. No nos importa el tamaño y el color de los pueblos, nos importa lo que suceda en ellos para que quienes vivan en ellos se sientan más orgullosos de esta tierra, y si podemos aportar nuestro granito de arena allí estará siempre la Diputación», ha añadido el presidente provincial.

En este punto de inicio de la legislatura es «es momento de empezar a trabajar codo a codo con los alcaldes y alcaldesas acompañando el paso de la sociedad castellonense, de construir vínculos entre nuestros pueblos y de remar juntos en la misma dirección para sacar adelante esta tierra».

Javier Moliner felicita a los cientos treinta y cinco alcaldes, así como a los mil ciento veintiún concejales que los acompañaran en su gobierno.

La mayoría de dichos municipios estarán gobernados por el PP, aunque el PSPV-PSOE estará al frente de los municipios de mayor tamaño.

Así los socialistas lideran los equipos de gobierno de cincuenta y uno de los cientos treinta y cinco municipios de la provincia, en treinta y cinco de los cuales lo haran con mayoría absoluta, bien por sus propios mediso o con el aopyo de otros grupso de izquierda.

De esta manera, el mapa político de la provincia se tiñe de rojo y el PSPV gestionará los intereses de 416.000 vecinos de los 590.000 en la provincia. Por su parte, el PP pierde gran parte del poder municipal que tenía hasta ahora y gobernará en municipios que en total suman 87.000 habitantes.

Javier Moliner ofrece colaboración

Torrejón.

[useful_banner_manager banners=20 count=1]