José Chover un antes y un después en Guinea Ecuatorial

José Chover, es un joven segorbino de 31 años, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, capitán del Viveros Mas de Valero y preparador físico del CDFS Segorbe, que hace pocos días vivido la gran experiencia de ser 2º Entrenador y Preparador Físico de la Selección Nacional de Guinea Ecuatorial de Fútbol Sala. Durante 20 días, José viajó por medio continente africano para preparar a la selección guineana y conseguir el sueño de clasificarse para la disputar por primera vez la Copa África.

  • Cuéntanos como acaba un segorbino enrolado en el cuerpo técnico de una selección de fútbol sala africana, ¿cómo surgió la oportunidad?
  • Un domingo, en Alicante, en un entrenamiento de la Selección Valenciana Juvenil (estoy de preparador físico de dicha selección) su entrenador Ricardo Iñiguez me dijo que se iba de entrenador de la Selección Nacional de Guinea Ecuatorial de Fútbol Sala, en ese mismo instante, me propuso ir con él para hacer las funciones de preparador físico y segundo entrenador. La contestación nopodía ser más que un sí, ya que no podía dejar pasar esta grandísima oportunidad. Fue todo muy rápido, porque al día siguiente me llamó y me dijo “prepara la maleta que en 5 días nos vamos”.
  • ¿En qué ha consistido tu trabajo en el combinado nacional? ¿Te has sentido “realizado” profesionalmente hablando?
  • Mi trabajo en Guinea Ecuatorial se dividía en dos partes, una era la de ayudar a Ricardo en las tareas tácticas a desempeñar y la otra, preparar al equipo físicamente para que llegara en las mejores condiciones posibles a los dos partidos que íbamos a disputar. La verdad es que me he sentido muy realizado durante el tiempo que he estado allí, ya que el entrenador me ha dejado manga ancha en la preparación física para que hiciera lo que yo consideraba mejor para el equipo y en el apartado más táctico aceptaba mis pequeños consejos.
  • Y sobre la eliminatoria ¿qué puedes contarnos? Sabemos que fue un play off contra Zambia, que cruzasteis medio África para jugar el partido de ida y que el partido de vuelta, ya en casa, fue de auténtico infarto.
  • El viaje a Zambia y la vuelta a Guinea fueron muy pesados ya que cada uno de ellos tuvo una duración de 24 horas debido a que no había vuelo directo y tuvimos que hacer noche en Etiopía y escala en Zimbague. Fueron unos viajes largos y duros. Sobre los partidos, disputamos una eliminatoria contra Zambia, siendo el partido de ida allí, perdiendo 3-2, y el partido de vuelta en Guinea Ecuatorial conseguimos ganar 7-5. En el partido de vuelta, que teníamos que remontar la eliminatoria, fue un partido lleno de emoción, tensión, ilusión, nerviosismo… se juntó todo en una pista de fútbol sala. Fue tanto, que el partido se tuvo de decidir en la prorroga y en el último minuto de la misma. Al finalizar el partido, el pabellón se convirtió en una auténtica fiesta, la afición lo celebró en las gradas y, en la pista, los jugadores saltaron y lloraron de emoción. También presenció el partido el Ministro de Deportes el cual felicitó a cada uno de nosotros, y es que acabábamos de hacer historia, Guinea Ecuatorial se había clasificado por primera vez para jugar una Copa África.
  • Una vez dado este primer paso, ¿vas a seguir involucrado en el proyecto? ¿qué planes de futuro tiene la Federación Guineana con vosotros y con el combinado nacional?
  • Una vez dado el primer paso de ir a Guinea y cumplir el objetivo de la clasificación, la idea es seguir vinculados a este gran proyecto que tiene la Federación Guineana. En primer lugar, nuestro principal objetivo es hacer un buen papel en la Copa África, aunque no lo vamos a tener nada fácil ya que hay grandes selecciones como Egipto, Marruecos o Túnez, pero intentaremos dar la campanada e intentar quedar entre los tres primeros para poder clasificarnos para la Copa del Mundo que se celebrará en Colombia. Los planes de futuro de la Federación con la selección de fútbol sala es que poco a poco este proyecto se consolide y que dentro de unos años Guinea Ecuatorial sea una gran potencia en este deporte. Son unos planes de futuro muy bonitos e ilusionantes y esperemos estar involucrados en ellos durante mucho tiempo.
  • A nivel personal imagino que habrás podido conocer un país lleno de contrastes y muy diferente al nuestro, ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención? ¿Qué foto o recuerdo te llevas y nunca borraras?
  • Las cosas que más me han llamado la atención son varias; una de ellas es la felicidad que te transmiten teniendo tan poco como tienen, otra es su forma de pensar ya que viven el día a día pensando en hoy pero no en lo que van hacer mañana y eso me costó asimilarlo, otra cosa llamativa es la forma de conducir, allí conducen muy mal, no sé cómo no hay más accidentes, es increíble, podría contar muchas cosas más. El recuerdo que nunca me voy a quitar de la cabeza es el paseo que di por un barrio el último día, niños jugando y siendo felices con un simple balón de fútbol, la amabilidad de la gente ya que se acercaban a saludarte y a hablar contigo, sus calles… son imágenes y recuerdos que son imposibles de explicar con palabras y que voy a tener siempre guardadas en mi cabeza y mi corazón.

    José Chover un antes y un después en Guinea Ecuatorial

    J.Chover. Foto:J.Plasencia.

  • Según conocemos Chover, es una persona dedicada por completo al deporte y al fútbol sala que sigues en continua formación, ¿qué supone esto para ti, un reto, un premio, una ilusión, una oportunidad…
  • Al principio, cuando surgió la oportunidad de irme fue un reto apasionante para mi, tanto a nivel deportivo, ya que la responsabilidad de representar a todo un país es algo que en mi cabeza era un sueño muy difícil de poder cumplir, como a nivel personal, ya que el hecho de irme a un país africano siempre me daba algo de respeto. Después, al estar allí, el reto se fue convirtiendo en ilusión y en una oportunidad única, oportunidad para seguir creciendo como profesional, seguir aprendiendo, oportunidad para poder aplicar mis conocimientos aprendidos en la carrera y en el Máster. Creo que todo esto puede marcar un antes y un después a nivel profesional.
  • Cuéntanos como encajó el CDFS Segorbe la noticia y qué supuso para ellos. ¿Cómo lo vivieron familiares y amigos?
  • Pues la noticia fue para el CDFS Segorbe algo muy ilusionante también ya que siempre me han mostrado su confianza en mí y eso es algo de agradecer. Mi familia y amigos, al principio se quedaron como yo, sin palabras y con cara de alucinación, pero todos me dijeron lo mismo, era una gran oportunidad, una experiencia única que no podía desaprovechar, que aprendiera y disfrutara de cada momento. Todos me han apoyado y animado mucho, tanto los días previos a irme como los 20 días que he estado allí. Solamente puedo decir a todos ellos, ¡muchas gracias a todos por todo!
  • Ya para concluir y como capitán del CDFS Segorbe, quieres aprovechar para mandar un mensaje de optimismo a la afición segorbina…
  • Necesitamos oír vuestras voces, ver vuestras banderas, escuchar el estruendo de los tambores y sentir vuestro calor apoyándonos ya que eso nos da fuerza para luchar y superarnos, ¡vuestros gritos son nuestro motor! Es una categoría complicada, por ello queremos que disfrutéis del juego y del fútbol sala en general, convirtiendo cada partido en casa en una fiesta de la que todos somos partícipes y protagonistas ya que nuestro éxito es el éxito de todo Segorbe. Estoy seguro que con nuestra dedicación y vuestro apoyo lograremos mantenernos en 2ªB para seguir disfrutando de esta categoría que a tanta gente apasiona.

José Chover un antes y un después en Guinea Ecuatorial