RODOLFO Y VENTURA
JOYERIA ROYO

Los municipios serán a partir de ahora los grandes protagonistas de las políticas sociales de la Diputación de Castellón, que de cara a los próximos años, y junto a la Generalitat Valenciana, quiere dar un giro a los servicios que demandan los pueblos y lograr así una mayor eficacia. Así lo han resaltado esta tarde el presidente de la institución provincial, José Martí, y la vicepresidenta, Patricia Puerta, en una reunión celebrada en el Salón de Recepciones del Palau de les Aules a la que han asistido una treintena de alcaldes, alcaldesas y concejales de municipios de menos de 10.000 habitantes.

El encuentro, que se ha prolongado durante hora y media, ha contado con la presencia de las directoras generales de Atención Primaria y Autonomía Personal, Mercé Martínez, y de Gestión y Organización del Sistema, Patricia Ramón. Todos ellos han aprovechado para dar a conocer las novedades de la Ley de Servicios Sociales Inclusivos de la Comunitat Valenciana aprobada el pasado mes de febrero, así como el trabajo conjunto en esta área entre Generalitat y Diputación y las nuevas líneas de subvención recogidas por la institución provincial de cara a 2020. Además, se ha informado a los representantes municipales de la nueva Área de Igualdad de la Diputación, que comenzará a caminar el año que viene con un presupuesto de 170.000 euros.

La gran novedad para 2020 es la incorporación a los presupuestos de la Diputación de Castelló de la partida necesaria –cerca de 1,6 millones de euros- para asumir  el año que viene los costes de personal de los equipos sociales base de los ayuntamientos de menos de 6.000 habitantes, aplazándose para el siguiente año los de localidades de 6.000 a 10.000 habitantes.

Importante es, en cualquier caso, otro cambio que se va a aplicar en 2021 ya que, por primera vez, se va a diseñar un plan plurianual de financiación a cuatro años, frente a las ayudas que se realizan hasta la fecha de forma anual. Esto, como ha destacado la vicepresidenta, Patricia Puerta, “será importantísimo para planificar mejor los servicios sociales de los ayuntamientos y, en especial, para dar estabilidad y consolidar los equipos de trabajo”, algo que ha explicado al detalle la directora general, Patricia Ramón.

El presidente de la Diputación ha vuelto a incidir en que la intermunicipalidad, término que defiende desde que se puso a trabajar el actual equipo de gobierno en junio, “adquiere su máxima expresión en los servicios sociales, porque somos todos administración local y entre todos debemos diseñar el modelo que queremos en beneficio de nuestros ciudadanos”.

José Martí, en esta línea, ha recalcado que “durante muchos años esta Diputación ha estado centrada casi exclusivamente en obras y en hacer cosas, que sin duda está bien y hay que mantenerlo, pero nosotros creemos que debemos construir una Diputación centrada en los servicios a los pueblos como piedra fundamental”. Patricia Puerta ha agradecido por su parte a los presentes “el esfuerzo” por venir aquí y ha animado a los municipios a “mancomunarse” porque “ir de la mano siempre dará más posibilidades de contar con más recursos”.

Cambios en las subvenciones

Respecto a las líneas de subvenciones para 2020, la gran apuesta es reunir todas las peticiones en una línea global de 1,2 millones de euros. “Queremos que sean los ayuntamientos los que nos digan para que cuestiones sociales necesitan las ayudas, no teledirigirlos a servicios que a lo mejor son necesarios para un pueblo, pero no para otros”, ha explicado la vicepresidente, que espera poder sacar adelante el primer trimestre de 2020 las bases.

Y todo ello enmarcado en un presupuesto de la Diputación para 2020 con un marcado carácter social, -pasan de los 3,7 millones que había en 2019 a 5,7 millones para el año que viene-, que da autonomía a los municipios para decidir a qué quieren destinar los recursos que aporta la Diputación, que recupera servicios de gran relevancia como la teleasistencia y que, por fin, empieza a desarrollar el Plan de Igualdad obligado por la ley hace ya 12 años. Además, Patricia Puerta ha recordado que una de las iniciativas que se quiere potenciar es la de las Unidades de Respiro, que aumentan su presupuesto al pasar de 670.000 a 730.000 euros para poder crear más.

Para el presidente de la Diputación, uno de los aspectos clave de las partidas sociales es que recogen “muchas de las propuestas que nos han planteado las alcaldesas y los alcaldes en las reuniones que hemos celebrado con todos ellos en las 8 comarcas de la provincia, porque creemos que su coparticipación en la gestión es clave para atender a nuestros vecinos.

InfoPalancia