ESCUELA DE DANZA
La Asamblea del Consorcio Provincial de Bomberos ha aprobado la propuesta de presupuesto para 2020 que asciende a 19,69 millones de euros y que experimentará un incremento de 400.000 euros respecto a 2019. Se trata de un primer paso que culminará con la aprobación definitiva de los presupuestos de la Diputación en el Pleno por tratarse de un organismo adscrito a la corporación provincial. De esta asamblea forman parte todos los ayuntamientos de la provincia, con la excepción de la capital, que cuenta con un cuerpo de bomberos municipal.
Según ha explicado el diputado provincial Abel Ibáñez entre las prioridades del próximo ejercicio figurará “la mejora del servicio de Protección Civil en todos los pueblos y, de manera muy especial, en los más pequeños”, una medida que “va en la línea de lo que defienden el presidente Martí y la nueva Diputación sobre la necesidad de mejorar e incrementar los servicios básicos que se prestan en este ámbito”.
Ibáñez ha señalado que “si queremos fijar población al territorio, tenemos la obligación de ofrecer los mejores servicios posibles, también en tareas de prevención y extinción de incendios”. Por este motivo, en 2020 se suscribirá un convenio por valor de 10.000 euros con la Asociación de Bomberos Voluntarios que se destinará a formación del personal y a la adquisición de material.
En cuanto a obras, se va a construir un nuevo parque de bomberos voluntarios en Benassal que supondrá una inversión de alrededor de 900.000 euros. Sustituirá al actual, que ha quedado obsoleto. El de Benassal es uno de los cuatro parques de bomberos voluntarios de la provincia. Los otros se sitúan en Morella, Onda y Atzeneta.
Además, en 2020 se concluirá definitivamente el parque de protección civil de l’Alcora, cuyas obras  arrastran un retraso considerable y todavía no están finalizadas. En este proyecto se han invertido ya 600.000 euros y quedan pendientes de acometer actuaciones que se culminarán el próximo año y que supondrán una inversión añadida de alrededor de 200.000 euros.
Tanto el parque de bomberos de voluntarios de Benassal como el de protección civil de l’Alcora prestarán servicio a los pueblos de alrededor del municipio en el que se ubican.